miércoles, 12 de noviembre de 2014

RUSSIA TODAY: LA MANIPULACIÓN DE LA INFORMACIÓN EN TORNO AL FRACKING




1. LA MANIPULACIÓN EN TORNO AL FRACKING POR PARTE DE RUSSIA TODAY

Ayer 11 de noviembre de 2014, la cadena RT (Russia Today) quiso hacerme unas preguntas sobre el debate que existe en Gran Bretaña en torno a la sismicidad inducida por la actividad de fractura hidráulica (fracking) y su relación con terremotos mayores, un tema que llevo tiempo estudiando. En la comunidad científica aceptamos sin miramientos que el fracking induce sismicidad, que el ya denominado y famoso terremoto 5.7 de Oklahoma se debió a la inyección de fluidos provenientes de la industria petrolífera y de fractura, hay muchos más ejemplos... Pero poner titulares como que "el fracking podría provocar terremotos como los de Chile 2010 o Japón 2011" es, además de atrevido, manipulador e ignorante, de una falta de ética y fidelidad al testimonio científico que hay que denunciar. 

El umbral sísmico que debiera prohibir estas prácticas es el debate en las islas británicas, se habla de una magnitud en torno a 0,5 como tope para abandonar esta tecnología. Algunos autores lo elevarían hasta 1,7 después de haber asumido y estudiado que los terremotos de Blackpool en torno a 2,5 fueron provocados. Varias empresas dedicadas a la extracción de hidrocarburos por medio de esa técnica creen que se debe permitir el causar muchos más pequeños terremotos para que la industria del gas de esquisto pueda tener éxito.

Según algunos autores las regulaciones actuales británicas, impuestas hace dos años, son equivalentes a la prohibición del paso de autobuses cerca a edificaciones o prohibir los portazos, según el Dr. Rob Westaway y el profesor Paul Younger de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de de Glasgow, un umbral de 0,5 sería así de absurdo y lo comparan con la explotación de canteras u otras actividades que producen vibraciones en el terreno.

Como se puede ver en la entrevista, comenté el estudio realizado por científicos de la Universidad de Columbia (van der Elst et al.) y publicado en julio de 2013 por la revista Science (el enlace aquí). Dicho estudio indica que esos fuertes terremotos al otro lado del planeta pueden desatar temblores menores cerca de los pozos de inyección en medio de una zona no propensa a la sismicidad, como pueda ser la zona central u oriental de Estados Unidos. 



2. EL LAMENTABLE RESULTADO DE LA MANIPULACIÓN

En varios medios online se publican afirmaciones tan absurdas como la que se puede ver en la siguiente figura: 

ASÍ SE PUBLICÓ LA NOTICIA BUSCANDO UN IMPACTO QUE LO ÚNICO QUE HACE ES DESINFORMAR

Después de  verlo publicado y referenciado en varios medios hablé con la periodista que me entrevistó (Asmik Kosyan) y le hice llegar mi más enérgico enfado y desacuerdo, así como la exigencia de retirar ese despropósito de sus páginas web. Espero que modifiquen semejante barbaridad cuanto antes. 


3. EL CÓMO DEBIÓ SER LA NOTICIA

El agua utilizada y extraída para fractura hidráulica o fracking es contaminada por productos químicos y debe ser eliminada de una manera que evite la contaminación de las fuentes de agua dulce. Ya no se puede devolver a ríos o lagos. Su depuración es económicamente inviable. Así que lo más económico es forzar una suerte de rapto geológico mediante la inyección subterránea bajo los acuíferos que abastecen de agua potable. Ese agua entonces puede presionar y lubricar las fracturas que por doquier están presentes en la corteza terrestre, y aunque sean inactivas se dispara la sismicidad incluso en zonas hasta ahora catalogadas como no sísmicas o inertes. Para ello una mínima energía elástica acumulada es necesaria. 

Hoy, gracias a estudios americanos, alemanes, holandeses o ingleses, sabemos además que hay que contar con la influencia de sismos remotos en esas fallas previamente debilitadas por las actividades humanas. La Tierra como un todo no conoce de fronteras administrativas, en especial nos fijamos en aquellas zonas donde se realiza la comentada eliminación por inyección a cierta profundidad del agua. 

Un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de Columbia y publicado en julio de 2013 en Science indica que fuertes terremotos al otro lado del planeta pueden desatar temblores menores cerca de los pozos de inyección en zonas no especialmente propensas a la sismicidad como ya se viene observando desde hace décadas en Yellowstone. Se explica ahora que terremotos de gran magnitud como los de Chile de 2010 (8,8 Mw), Sumatra 2012 (8,7 Mw) o Japón en 2011 (9,1 Mw) fueron responsables de otros sismos disparados en zonas tan alejadas como Texas, Oklahoma o Arkansas, otras partes del mundo esperan los resultados de estudios similares.


ENLACE AL ESTUDIO PRESENTADO Y COMENTADO:

Enhanced Remote Earthquake Triggering at Fluid-Injection Sites in the Midwestern United States

LA RECTIFICACIÓN EL DÍA 12 DE NOVIEMBRE APARECIÓ A LAS 12:30 HORA ESPAÑOLA