martes, 17 de junio de 2014

CATÁSTROFE NACIONAL ESCALA 517

MÚSICA: SCHILLER, SOLVEIG'S SONG (OPUS)

Cada 15 minutos se ejecuta en España un desahucio, el 82% en presencia de menores. En en el primer trimestre de 2012, según el Consejo General de Poder Judicial, se produjeron 46.559 desalojos forzosos por la vía judicial, 517 al día.


El científico que aúna esfuerzos para ir construyendo un mundo mejor se encuentra con que la fuerza de la Naturaleza es grande sí, pero la estupidez humana aún lo es más. 

Mientras buscamos derroteros para conciliar la imparable vida urbana del siglo XXI con una Naturaleza cuyos patrones climáticos, geomorfológicos, dinámicos...,  estamos cambiando, nosotros mismos creamos catástrofes artificiales por otras veredas que poco tienen que ver con la dinámica natural.



1. INTRODUCCIÓN: CIENTÍFICOS Y CATÁSTROFES NATURALES

Algunos científicos trabajamos para ir adaptando la nueva realidad histórica a una nueva dinámica ambiental, de tal forma que los embates al medio humano por parte de una Naturaleza cada vez más violenta con éste, sean minimizados en lo posible. Nuestro objetivo es conocer el medio y sus reacciones, poniendo siempre en práctica ciertas ideas que sabemos que derivan en disposiciones especiales de carácter urbanístico capaces de paliar impactos y catástrofes. 

El caso especial del cambio climático acelerado que vivimos está derivando en cuestiones que atañen al medio en que vivimos, a la salud, a nuestras actividades industriales, en definitiva a nuestro existir. La imparable tendencia a vivir en ciudades ha causado que ya más de la mitad de la población mundial nos aglutinemos en ellas. La ciudad se erige ya como la unidad estructural planetaria de la vida en la Tierra.

Sin embargo, pese al hecho de que sea poco a poco que vamos modificando nuestro hábitat, paralelamente a conocer la dinámica de un planeta que nos ha puesto sobre él, nos quedamos cortos a la hora de saber comunicar la necesidad de vivir equilibradamente, de escoger los lugares más adecuados para según qué actividad humana, de persuadir a nuestros dirigentes sobre lo idóneo de invertir en investigación como un ahorro económico o de perjuicios al medio natural y al medio humano que poco a poco construimos.

Ciertos aspectos de nuestra perversa organización social van justamente en la dirección contraria. El científico que aúna esfuerzos para ir construyendo un mundo mejor se encuentra con que la fuerza de la Naturaleza es grande sí, pero la estupidez humana aún lo es más. Mientras buscamos derroteros para conciliar la imparable vida urbana del siglo XXI con una Naturaleza cuyos patrones climáticos, geomorfológicos, dinámicos..., estamos cambiando, nosotros mismos creamos catástrofes artificiales por otras veredas que poco tienen que ver con la dinámica natural. La expansión del capitalismo global choca con la Biosfera penalizando nuestra manera de vivir.

LA PAH RECIBIÓ EL PREMIO CIUDADANO EUROPEO 



2. UNA CATÁSTROFE ARTIFICIAL

Desde hace unos pocos años en España, las peores catástrofes relacionadas con el hábitat no son de tipo sísmico, tampoco por inundaciones, inestabilidades del terreno, volcanes o sequías prolongadas... El número de desahucios aumentó en un 5,7%  durante los tres primeros meses de 2014 respecto al mismo período del año anterior. La estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que refleja los datos de los juzgados que tramitan los casos de impago de deudas inmobiliarias, apunta un incremento de las ejecuciones abiertas, esto es, el trámite previo al desahucio, en un  13,9%. Ya son casi 500.000 las ejecuciones hipotecarias desde 2007. En en el primer trimestre de 2012, según el Consejo General de Poder Judicial, se produjeron 46.559 desalojos forzosos por la vía judicial, 517 al día.

Aunque un juez de Barcelona ha ordenado a un banco (Bankia), por primera vez, que devuelva la vivienda a un desahuciado por la existencia de cláusulas abusivas en la hipoteca, el desarrollo de ejecuciones hipotecarias parece (por los datos de las que ya han comenzado) que será al alza. Éste, y no otro, es el principal problema de la catástrofe inherente de y para nuestro medio humano hoy; y lo más triste es que se produce en el segundo país del mundo con más Patrimonios de la Humanidad y Reservas de la Biosfera (UNESCO), pero también el tercero del mundo que peor los cuida, fiel reflejo de lo que un país a través de sus instituciones es capaz de hacer con sus ciudadanos. Un país donde ya 3 de cada 10 niños vive por debajo del umbral de la pobreza.

La decisión de este juez se fundamentó en la famosa sentencia Aziz, dictada en marzo del año pasado por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que declaró ilegal el procedimiento de ejecución hipotecaria español. La resolución ha sido dictada por José María Fernández Seijo, el mismo juez que planteó la cuestión prejudicial ante Luxemburgo a propósito del caso de Mohamed Aziz, un vecino de Martorell (Barcelona) que había sido expulsado de su casa.

La sentencia declara nulo el procedimiento de ejecución hipotecaria y el posterior desalojo, ya que se basa en sentencias que son abusivas. El juez condena a Bankia a devolver la vivienda a sus ocupantes. La entidad financiera, sin embargo, ha presentado un recurso ante la Audiencia de Barcelona, por lo que el fallo aún no se ha ejecutado.

Cerca de 500.000 desahucios se han ejecutado desde 2007 en España. Una catástrofe no declarada que acumula más desalojados, muertes (la mayoría suicidios), desplazados, exiliados, expulsados..., que ningún otro acontecimiento natural achacable a la Naturaleza. El terremoto y posterior tsunami de Lisboa de 1755 de escala 9 mató directa e indirectamente a cerca de 100.000 personas en Portugal, Marruecos y España, sigue siendo aún la mayor desgracia y la mayor catástrofe vista jamás en Europa, pero ya podemos afirmar que su impacto social produjo menos desahucios que  los sectores financieros.



3. UN ORIGEN CONOCIDO, UN GENOCIDIO FINANCIERO Y NINGUNA SOLUCIÓN

Las entidades bancarias y cajas de ahorro promovieron la burbuja financiera, y los responsables políticos de los últimos gobiernos del PSOE y de PP, que habrían permitido la creación y crecimiento de la burbuja inmobiliaria, serían los responsables de esta catástrofe no declarada. La legislación española (ley hipotecaria y ley de enjuciamiento civil) es claramente favorable a los intereses de las entidades financieras, tanto que se estaría produciendo lo que ya se denomina como genocidio financiero ejecutado por entidades bancarias rescatadas por los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) y de Mariano Rajoy Brey (PP) con fondos extraídos de las arcas del Estado y por tanto pagados por todos los ciudadanos españoles. Bankia sería el exponente y símbolo de dicha catástrofe nacional.

En los siglos XIX y XX se pensaba que la Biosfera era un espacio inagotable, hoy constatamos la superación de su biocapacidad, al tiempo que se destruye el medio ecológico y geofísico, el medio humano empieza a pagar las consecuencias de este efecto boomerang. En las últimas décadas el sistema urbano-agro-industrial ha actuado por encima de la capacidad de regeneración del planeta Tierra, gracias al incremento de la capacidad de carga y a la intensificación de los procesos productivos (o destructivos) que posibilitan los combustibles fósiles.

La dependencia la poseen los sistemas socieconómicos de los ecosistemas; es una ley inviolable, y no cabe que sea viceversa, como asumen la mayoría de los economistas. Si no conservamos la capacidad de carga global de los ecosistemas y su biodiversidad, tarde o temprano los efectos de su regresión, como vemos, se dejan sentir en los sistemas socioeconómicos. Ya lo han hecho en el pasado (Ponting, 1991; Perling, 1999), lo están haciendo ahora como vemos, y lo harán todavía más en el futuro de seguir las tendencias actuales (Meadows et al. 1991). El concepto de sostenibilidad, uno de los mejores y más manipulados conceptos del siglo XX, no debe apuntar a cuál debiera ser el modelo de desarrollo sostenible porque puede ser compatible con diversos tipos de evolución de las sociedades actuales; sin embargo sí impone restricciones al mismo: no puede fundamentarse en un crecimiento económico continuo e infinito.

Pronto tocaremos el límite, en este mismo siglo, por el inicio inexorable del declive energético. El medio humano y sus relaciones reciben así el impacto económico del espejismo de un sistema finito tratado como si fuera infinito. El medio millón de desahucios ejecutados nos debería hacer repensar la mismísima esencia del significado del dinero, la energía, la eficiencia, la inteligencia... La organización Amnistia Internacional, en su informe de 2013 y en relación con España, denuncia la desprotección en el acceso a la vivienda durante 2012, considerando que el derecho a la vivienda ha sido uno de los más desprotegidos en España.

Pero el sistema capitalista vive de espaldas a este hecho incontrovertible auspiciado por la tremenda capacidad de enmascaramiento y ocultación que posibilita la Sociedad de la Imagen o de la manipulación de la realidad. Sin embargo, es la cruda realidad la que nos obliga a no poder eludir ya los límites bio y geofísicos en nuestro despliegue y evolución, es precisamente la Crisis Global la que ha disparado las contradicciones. La guerra silenciosa, mortífera y en acelerado ascenso contra la Naturaleza llevada a cabo por la visión e imposición de una economía basada en un mundo infinito (pero que es finito) ya se ha vuelto contra nosotros, contra nuestras viviendas, nuestras ciudades. El boomerang está de vuelta.

EL AUTOBOMBO Y LA MANIPULACIÓN DE UNOS DIRIGENTES CIEGOS VIVIENDO DE ESPALADAS A LOS INTERESES GENERALES