lunes, 15 de diciembre de 2014

FRACKING: EL ENCUENTRO EN LA ESCUELA DE INGENIEROS DE CAMINOS DE SANTANDER (12 DE DICIEMBRE DE 2014)

MÚSICA: SCHILLER, PROLOGUE VII

LA ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIEROS DE CAMINOS CANALES Y PUERTOS DE SANTANDER (CANTABRIA)


La energía es un precursor de la actividad económica, no un servicio o una mercancía más sometida a leyes de oferta y demanda.

La actividad económica no produce nunca un aumento de energía del medio, por muy eficiente y rentable que una determinada actividad sea.

Tal error parece ser la premisa de la mayoría de las previsiones económicas actuales. Transformar en valor económico los recursos naturales disponibles supone una transformación netamente física, no metafísica o milagrosa.

Ello lleva a una mayor entropía, o lo que es lo mismo, a una inevitable pérdida y disipación de la energía disponible, la cual sólo fluye en una única dirección: de disponible a no disponible.



1. INTRODUCCIÓN

El Colegio de Caminos, Canales y Puertos de Cantabria organizó el pasado viernes 12 de diciembre de 2014 una mesa debate sobre "la realidad del fracking" que tuvo lugar en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Santander.

Contó con la asistencia de Juan García Portero, responsable de exploración en la Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi (SHESA), con Fernando Javier Rodríguez Puertas, Director General de Innovación e Industria del Gobierno de Cantabria, con Enrique Conde Tolosa, Decano del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Cantabria, quien moderó además el debate, y con quien suscribe este resumen.

En el acto se intercambiaron opiniones sobre esta polémica técnica de extracción de hidrocarburos no convencionales. Desde la Consejería de Innovación e Industria se informó sobre la situación actual de los permisos de investigación y tramitación del fracking en Cantabria. Juan García Portero, firme defensor del fracking, explicó de manera brillante los retos y las oportunidades que pueden suponer los hidrocarburos no convencionales. Por mi cuenta, hice un repaso histórico de la humanidad en térmicos de tasa de retorno energético (TRE) hasta llegar a la situación energética actual, y que nos ha traído hasta aquí, hasta el momento de tener que intentar extraer energía exprimiendo las rocas, aunque ello pueda costar más energía que la que finalmente extraemos y suponga por lo tanto una factura económica y medioambiental impagable. De hecho, las consecuencias ambientales, económicas y sociales de lo ya realizado en EE.UU. comenzamos a pagarlas.

Figura 0: Hemos tenido la suerte o la desgracia de nacer y vivir justamente en la época en que hemos quemado la práctica totalidad de los combustibles fósiles accesibles. Ello nos ha permitido alcanzar el actual nivel de complejidad tecnológica y social, pero ya en plena decadencia, nos preguntamos si con TREs de 1:20 (por ejemplo, invertir un barril de petróleo para extraer 20) podremos continuar avanzando como hasta ahora y conquistar mayores niveles de libertad y bienestar. Desde que el hombre inventó la escritura hace unos 5000 años, hasta hoy, y otros tantos proyectados al futuro, hemos vivido un intervalo de tiempo de unos 150 años (el 3% de esa historia de 5000 años) en compañía del nunca mejor llamado oro negro, desde que la escritura supuso un intercambio de información con el consiguiente avance científico, tecnológico y social, hasta las recientes décadas en compañía de este lujo que se acaba: el oro negro; éste fue capaz de suministrarnos comodidades como nunca antes en la historia, y lo hizo durante décadas con TREs de 1:100. El gasto de un barril de petróleo permitía extraer 100 a principios del siglo XX. Con el fracking, hoy es probable que estemos en valores menores de la unidad, aunque posiblemente alcanzáramos valores puntuales de 1:8 ó 1:10 durante 2010 y 2011, cuando se perforaron las denominadas "manchas dulces" de las formaciones con hidrocarburos de los EE.UU. Para mantener un modelo de civilización tecnológica igual que el actual es necesario como mínimo 1:20 según diversos historiadores y científicos, si no, es necesario cambiar el modelo económico, puesto que el que no va a cambiar es el planeta, al menos para satisfacer nuestra insaciable demanda energética. Ver apartado 3.

Es de destacar el altísimo nivel científico, lógico y analítico del público que asistió, sobre todo por parte de las entidades del ámbito social (varias asociaciones ecologistas, y activistas antifracking) y administrativo (Consejerías de Industria, de Medio Ambiente, de Innovación, I+D+I, Sindicatos...) que se posicionan todos ellos, como sabemos, claramente en contra del fracking en la Comunidad Autónoma de Cantabria, primera comunidad que lo prohibió en España bajo el paraguas de un consenso generalizado.

Este curioso fenómeno social más tarde repetido en Navarra y luego en La Rioja y Cataluña, ya había sido motivo de análisis minuciosos y altamente profesionales durante el año 2013 en Cantabria, tuve la suerte de participar en dos de ellos organizados por Ecologistas en Acción en Torrelavega y por varias asociaciones sociales y colegios profesionales en Santander. Cuestión que remarqué en abril de este año en el CSIC y en mayo en el encuentro anual de ISA, a las empresas del sector: en Cantabria, Navarra, La Rioja o Cataluña no somos unos "perroflautas" (cosa que he oido a directivos de Shale Gas España), somos muy conscientes de dónde sí, y también en dónde no, radica nuestra riqueza y nuestro potencial económico.


En un principio D. Enrique Conde, Decano del Colegio de Caminos de Cantabria, presentó el acto, el objetivo de la jornada y un pequeño recorrido histórico de cómo la técnica ha tenido una fuerte respuesta social en la comunidad cántabra, Fernando Javier Rodríguez Puertas, Director General de Innovación e Industria del Gobierno de Cantabria, mostró el estado de los permisos dados en Cantabria que están todos ellos congelados, además de la situación de litigio y espera con el Gobierno Central por haber recurrido la ley aprobada por unanimidad en Cantabria

Juan García Portero (representante de SHESA, pero reafirmando que lo hacía a título personal, yo también lo subrayé y así lo hice: a título personal), como era de esperar propuso las bondades de la técnica como un recurso energético que podría aportar un alivio importante a la deprimida situación energética europea, española y cántabra en particular, presentó las cifras aunque sin actualizar que todos más o menos conocemos desde 2011 respecto de las reservas probadas (que han sido actualizadas a la baja en al menos ya siete ocasiones, cinco de ellas en los últimos tres meses, por la AIE, algo que el preparado y bien documentado público cántabro le echó en cara en el debate final).

También incidió en las aseveraciones por todos conocidas y tantas veces escuchadas que en aquellos principios del gas de lutita allá por 2010 impactaron e inundaron la prensa, tales como la autosuficiencia energética de EEUU para dentro de unos pocos años, su conversión de importador a exportador, adelantando incluso a Arabia Saudita, y otras indicaciones sobre la estanqueidad de los pozos que garantiza la no contaminación de los acuíferos, el mínimo impacto a la atmósfera y al entorno paisajístico o la práctica inexistencia de fenómenos sísmicos asociados a la fractura hidráulica. En resumen, la visión de que el fracking es una oportunidad y no una amenaza.


2. NO ERA UN DÍA CUALQUIERA

Por mi parte, comencé explicando lo estéril que es ya en estos encuentros el discutir sobre si el fracking contamina mucho, poco o regular, si la sismicidad desatada es o no es debida a la estimulación o a la inyección, si el terremoto 5.7 de Oklahoma se debió si o no a las inyecciones de agua provenientes del fracking..., y otras cuestiones en las que he participado ya en ocasiones y son siempre un choque entre partidarios y contrarios, una especie de Madrid-Barça que no aporta nunca nada nuevo, por eso quise darle una tercera perspectiva de marcado carácter histórico.

Quería evitar el debate de siempre, ese al que las personas que pregonan los beneficios del fracking nos arrojan: quienes nos posicionamos de manera crítica o escéptica somos unos soñadores ecologistas en contra del progreso frente a ellos, prácticos emprendedores que generarán riqueza y puestos de trabajo. Con ese planteamiento, el debate está perdido de antemano por todos.

La realidad en EEUU es que los permisos para la perforación de nuevos pozos de petróleo y gas natural, utilizando técnicas de fractura y estimulación con perforación horizontal  (fracking) se redujo en más del 40% el último mes; el efecto de agotamiento fue más pronunciado en el oeste de Texas y en Dakota del Norte y de acuerdo con Drilling Info y Bloomberg ya se han anunciado los recortes de empleo previstos.

Pero si analizamos otros datos y sus variantes a lo largo de la historia, tales como el rendimiento energético neto de las fuentes usadas por el ser humano a lo largo de su desarrollo sobre el planeta, y también de esas "novedosas" prácticas y sus frutos, en relación a lo que nos dicen desde la AIE (OCDE) y su rendimiento económico, surge una perspectiva mucho más enriquecedora en el debate.

A la luz de estos análisis energéticos y económicos, la exagerada campaña de marketing orquestada en favor del fracking no resiste un mínimo de criterio. Así, el llevar la discusión del fracking al problema ambiental le resulta cómodo y fácil de rebatir con sus datos a las industrias del sector, se reduce el problema a una absurda lucha donde el argumento desde la promesa de creación de puestos de trabajo siempre gana (a pesar de los recortes ya anunciados en EEUU). Por ello creo que proporcionar una perspectiva que se quede en el mundo real, más amplia y enriquecedora, muestra de manera más profunda la cruda realidad del fracking; ese mundo real es la Tasa de Retorno Energético (TRE).

En efecto, en lo relacionado con el problema energético, de carestía y de suministro futuro que se nos avecina, nadie pide nuestra opinión, es una mera imposición del planeta, nada podemos hacer al respecto. Insistir en la dinámica de los mercados, en la importancia de las variables macroeconómicas en un marco de oferta y demanda, en las oportunidades de estas nuevas tecnologías, en brotes verdes..., oculta el apuntado hecho fundamental de que "La economía es sólo el lenguaje; el contenido es la energía neta" así lo puntualiza el informe de Tullett Prebon (figura 1).

Figura 1: Evolución histórica reciente y su proyección futura del coste de la energía en porcentaje del PIB en rojo; y Tasa de Retorno energético (TRE) en azul, o energía neta que hemos sido, somos, y seremos capaces de conseguir en este planeta. La exposición que se quiso dar en la Escuela de Caminos de Santander es que las cotas de comodidad energética alcanzadas por la humanidad no se van a poder volver a dar con TREs menores de 1:20 (el fracking a lo sumo y en el mejor de los casos puede darnos 1:5), cuando hace unos 80 años con las extracciones de petróleo convencional, de alta calidad y fáciles de extraer eran de 1:100 (con un barril de petróleo disponíamos de suficiente energía como para extraer cien). Ese lujo nunca volverá. La crisis global hunde sus raíces en esta falta de combustible eficiente inyectado a la actividad económica, era asequible y barato, una disponibilidad a la que nunca mejor llamamos "oro negro", pero que desde 2005 ya es inaccesible. La pregunta es si con tasas de 1:20 o menores, podremos mantener la civilización tecnológica que hemos sido capaces de construir. 

Recordé que ese mismo día (12 de diciembre de 2014) se producían dos noticias sobresalientes en el marco que tratábamos allí sobre fractura hidráulica, en el aula magna de la Escuela de Caminos de la primera comunidad española que lo prohíbe por unanimidad en su territorio, a saber: en primer lugar la modificación de la ley de hidrocarburos que introduce un beneficio para comunidades autónomas y administraciones locales vía impuesto, y de los propietarios de las parcelas en un 1%, como incentivo para el avance de la técnica, y en segundo lugar la respuesta publicada ese mismo día por el Defensor del Pueblo a las alegaciones sobre el permiso Luena concedido a REPSOL y que viene a decir algo así como que el estudio de impacto medioambiental es muy deficiente y no vinculante, y que si es verdad que el fracking es tan bueno en términos energéticos por su impacto sobre la economía, que lo demuestren con datos reales (REPSOL en su informe de impacto ambiental vuelve a destacar el auge de la técnica en EEUU y el viejo espejismo de su independencia energética, aunque no puntualiza que está siendo ruinoso para las empresas como se puede leer aquí), ningún estudio serio sobre las fallas activas que subyacen al permiso Luena fueron presentados, algo chocante en un área que históricamente e incluso con una manifiesta escasez de estudios dedicados, resalta entre el pasado sísmico de la España cantábrica.

En ningún momento en Luena se presentó un necesario, contundente y ambicioso estudio del impacto sísmico del fracking sobre las fuentes sismogenéticas de esa zona. Mi contribución al estudio geohistórico de ese área de Iberia con el terremoto más grande del que se tiene conocimiento en todo el norte de España: el terremoto al sur de Arredondo de  octubre 1938 (M 5,2 - VII), pone de manifiesto que esa circunscripción aún es activa desde el punto de vista sísmico; a ello se suma que durante el verano de 2013 (el día 8 de julio) alguna fuente sismogenética sin determinar dentro del área adjudicada y debajo de lo que se denomina permiso Luena, volvió a recordarnos su potencial sísmico (M 3,4 - II-III).

Figura 2: El terremoto al sur de Arredondo de 1938 (M 5,2 - VII) (el epicentro debió situarse en el cuadrante NE de lo que hoy corresponde al permiso Luena concedido a REPSOL)

Proseguí recordando a las personas que participaron nuestra situación histórica y la experiencia de Cantabria en lo que se refiere a las respuestas del territorio sometido a un fuerte estrés de origen antropogénico: La Luciana 1960 (18 muertos), una tragedia sepultada durante más de medio siglo, o el terremoto de Reocín (M 4,2 - VII) el 7 de enero de 1965, el primero, el más enérgico y todavía el más destructivo terremoto de origen humano de la historia de España.

A dicho fenómeno sísmico provocado le dediqué un análisis que ha sido ya presentado en varias ocasiones en relación a la sismicidad derivada de las actividades humanas, se puede consultar en el artículo que escribí en mayo de 2012 sobre la sismicidad en Cantabria y otras peculiaridades geológicas de la región.

Una suerte de circunstancias hizo que no hubiera víctimas mortales, pero los enormes daños materiales que se generaron afectaron a buena parte de la cuenca del Besaya incluida Torrelavega, y por supuesto la localidad que dio nombre al evento: Reocín. En aquel momento ya se habían levantado voces denunciando el excesivo estrés al que se estaba sometiendo a un territorio anclado en una zona no propensa a la sismicidad. El terremoto generado y su capacidad destructiva llenaron páginas en la prensa de la época, fue portada del periódico ABC del sábado 9 de enero de 1965 (figura 3).

Figura 3: Portada del ABC del sábado 9 de enero de 1965


3. HISTORIA DEL SER HUMANO Y TASA DE RETORNO ENERGÉTICO (TRE)

Introduje el concepto de Tasa de Retorno Energético (TRE) o cantidad de energía neta invertida para disponer de más energía, y cómo el ser humano desde que era recolector y cazador vivió con tasas en las que invirtiendo una unidad de energía, dispuso de diez (TRE = 1:10) pudiendo así convertirse en cultivador y organizar comunidades y casi ciudades ya en el neolítico (1:10-1:15 también pero con una cierta vulnerabilidad a merced de inundaciones, terremotos, cambios del medio, etc.). El ser humano alcanzó mayores cuotas de captación de energía, llegando en la época medieval con los molinos de viento y de agua a tasas mayores (1:20), la época del auge y decadencia del aceite de ballena (1:30), la revolución industrial y las colonias de ultramar (1:30-1:50) y el hombre de la revolución industrial hoy ya tecnológico (TRE = 1:100) que nos permitió con el oro negro el que llegáramos a nuestros actuales niveles de complejidad social e intercambio de bienes, servicios, información, etc., y que ahora, una vez consumido lo más fácilmente accesible, la indisponibilidad por agotamiento de aquellos petróleos fáciles de obtener de los años pasados, nos ha llevado a exprimir rocas (ver figura 12 al final).

Remarqué que a pesar de las concepciones de la gran mayoría de los macroeconomistas que ven a la energía como un servicio o una mercancía más para vender y comprar, sometida a leyes de oferta y demanda, en realidad la energía es un precursor de la actividad económica. Los economistas convencionales no reconocen que las leyes de la termodinámica rigen también la actividad económica. Las leyes primera y segunda de la termodinámica establecen que «la energía total en el universo es constante y la entropía total aumenta continuamente». La primera ley, la ley de la conservación, sentencia que la energía no se crea ni se destruye, que la cantidad de energía del universo siempre ha sido la misma desde el principio de los tiempos y lo seguirá siendo hasta el final. La segunda que la energía sólo se mueve en una dirección: de disponible a no disponible


Figura 4: El recorrido energético del ser humano desde que esta extraña especie apareció por este planeta.


Con respecto a la actividad económica per se, ésta no produce nunca un aumento de energía del medio, por muy eficiente y rentable que una determinada actividad sea, tal error (o mentira) parece ser la premisa de la mayoría de las previsiones económicas actuales. Transformar en valor económico los recursos naturales disponibles supone una transformación netamente física, no metafísica o milagrosa, eso lleva consigo aparejado una mayor entropía, o lo que es lo mismo, una inevitable pérdida y disipación de la energía disponible en la atmósfera, nunca un incremento.

Algunos directivos de los lobbies de empresas energéticas son perfectamente conscientes de este hecho, por ello la única manera que tienen de seguir pregonando la posibilidad del crecimiento infinito en este planeta es hinchando de manera artificial las cifras de las reservas energéticas (recursos accesibles), confundiéndolos con los propios recursos naturales (aunque sean inaccesibles; es como si yo vendo energía solar y afirmo que dispongo de una fuente infinita: el Sol como reserva), pero otra vez, como dijimos, se cae en el error de la irrealidad, es decir, de la mentira.

Los científicos naturales lo sabemos (o deberíamos), los economistas clásicos aplican el dogma metafísico contrario en sus predicciones porque no consideran que quien suministra esa energía física y no "abstracta" o "metafísica" es la propia Biosfera. Justamente el escenario donde la actividad económica dispone de sus recursos y su energía. No hay "un mundo paralelo" o "un más allá" desvinculado de una actividad económica capaz de crear energía por sí misma. La gran pregunta es cuándo habrá que pagar la factura. Y la factura entrópica de la era industrial ya ha vencido. 

La acumulación de emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera a causa de la combustión de ingentes cantidades de combustibles fósiles ha dado lugar al cambio climático y a la destrucción sistemática de la biosfera terrestre poniendo en tela de juicio el modelo económico actual. En general, la economía aún debe hacer frente a la realidad de que la actividad económica está condicionada por las leyes de la termodinámica. 


Felipe Gómez-Pallete:
La evolución de las organizaciones

La manifiesta incomprensión que la profesión económica tiene de su propia especialidad es lo que provoca un replanteamiento del paradigma desde disciplinas como las ciencias naturales y sociales, ahí puse el ejemplo del premio Nobel Robert Merton y del gran trabajo del físico alemán Reiner Kummel (figura 5), pero que tampoco era nada nuevo para España, y en particular para Cantabria, pues ya a finales de los años 90 del Siglo XX, Felipe Gómez-Pallete desde la mismísima Cantabria, cuando era vicepresidente de la Fundación Comillas, escribió un libro que debiera estar en la mesita de noche de todos nuestros dirigentes: "La evolución de las organizaciones" y que ya introducía estos términos en el debate energético, histórico, social y económico. Tuve la suerte de intercambiar opiniones y detalles con él cuando lo publicó. Había dirigido un seminario al respecto en mi universidad.



Pero sin duda quien ha llevado este debate a las cotas más elevadas de análisis es Antonio Turiel, investigador del CSIC, una gran persona además de incansable estudioso y al que pedí y me dio permiso para mostrar algunas de sus diapositivas en lo que se refiere al uso de la energía mundial (como la del final de este artículo) y su significado práctico, entre ellas la siempre y chocante realidad de que cada uno de los habitantes de este planeta disfrutamos por haber nacido en esta época del equivalente energético de 27 esclavos sanos trabajando 24 horas al día los 365 días del año, aunque 120 sean para los EEUU, 80 para Alemania, 45 España o 12 para la India y China...

Figura 5: De Robert Merton Solow a Reiner Kummel y sus TRE (EROI en inglés), pasando por Felipe Gómez-Pallete o Antonio Turiel: la economía también tiene una base termodinámica. Se produce en nuestro planeta físico. La Biosfera es la base y el escenario de la actividad económica y está sometida a sus leyes, obviarlo es como creer en una actividad económica sobrenatural, ésta no produce nunca un aumento de energía del medio, por muy eficiente y rentable que una determinada actividad sea, tal error (o mentira) parece ser la premisa de la mayoría de las previsiones económicas actuales. Transformar en valor económico los recursos naturales disponibles supone una transformación netamente física, no metafísica o milagrosa, eso lleva consigo aparejado una mayor entropía, o lo que es lo mismo, una inevitable pérdida y disipación de la energía disponible en la atmósfera, nunca un incremento.


4. EL DESENLACE Y LA ACTUALIDAD EN GRÁFICAS Y COMENTARIOS

Tanto a la producción creciente como al consumo creciente se les puede denominar crecimiento económico sólo hasta un límite económico puro. Más allá de este punto el crecimiento se convierte en ineconómico, pues hace aumentar los costes en mayor medida que los beneficios, haciéndonos así más pobres, y no más ricos: endeudamiento y venta de activos.

Lamentablemente parece que seguimos llamándole crecimiento económico, es más: no es posible encontrar el término crecimiento ineconómico en ningún libro de texto de macroeconomía. Todo crecimiento del PIB es denominado crecimiento económico, aun cuando haga aumentar, como es el caso del fracking, más los costes que los beneficios. Adoptar una economía de estado estacionario nos permite evitar ser empujados más allá del límite económico. 

Podríamos tomarnos nuestro tiempo y evaluar adecuadamente esta, entre comillas "nueva tecnología", en lugar de permitirle ciegamente que contribuya a un crecimiento que bien podría ser ineconómico como se está viendo. Además el estado estacionario de la economía nos ofrece cierta garantía contra el riesgo de catástrofe ecológica, que aumenta con el dogma del "crecentismo" y con la impaciencia tecnológica. La energía, repito, es el precursor de la actividad económica, no una mercancía más (figura 5).


Figura 6: Arriba: evolución del PIB (GDP en inglés) y la demanda de energía desde 1971 a 2012 en diversas partes del mundo, obsérvese la anomalía negativa en EEUU y en la UE en 2008 como consecuencia de la caída de Lehman Brothers, situación irrepetible y el comienzo de la crisis de la que nunca vamos a salir (en términos termodinámicos es imposible) con el modelo económico actual cimentado sobre tiempos de TREs de 1:100 como disponibilidad de oro negro y energía accesible barata de extraer que ya no existe, por eso hacemos fracking, a pesar de que podamos estar obteniendo menos energía que la que utilizamos para extrerla, lo cual finalmente supone una factura económica y ambiental que están heredando quienes aún no han nacido (AIE). Abajo: crecimiento económico en términos de PIB (GDP en inglés) y suministro de energía al medio (de disponible a no disponible), obsérvese la estrecha relación entre PIB y suministro de energía neta al medio. Si el supuesto barril de petróleo de fracking cuesta tanta energía como estamos viendo, la que suministra o más, al medio no le llega la gasolina para trabajar: la actividad económica decae y se implantan los recortes sociales en este orden de más a menos TRE (ver Pedro Prieto) : Cultura, Sanidad, Educación, Cuidados Sociales..., hasta el último peldaño: extracción de energía y transporte. No es de extrañar que ante semejante dificultad termodinámica el sistema ya esté dando avisos de congelación energética. El fracking no nos va a salvar, la factura económica de disponer de esa energía neta negativa se está depositando en las generaciones futuras, en la atmósfera y en la salud de las personas. A día de hoy los refugiados climáticos sobrepasan los 50 millones de personas.

El mismo Kjell Aleklett, analista energético y profesor de la Universidad de Uppsala advertía a los gobiernos europeos de la difícil viabilidad del fracking en Europa dado el peculiar contexto geográfico, económico y social que proporcionó su auge y caída en los EEUU, nada comparable a las mismas circunstancias europeas: 

"... El panorama de que la fractura va a apoyar la producción de gas de EEUU por cientos de años está absolutamente equivocado. Lo mismo pasa con el petróleo. Ahora desde que contamos con más información acerca de los perforaciones podemos hacer algunas estimaciones. La producción de petróleo mediante fractura hidráulica alcanzará su pico antes del año 2020. Con respecto al gas depende del desarrollo del yacimiento de Marcellus. No sabemos dónde va a terminar esto. Creo que se va a usar más gas natural dentro del país, por ejemplo para producir electricidad y para reemplazar al carbón. La realidad es que cuánto va a durar la etapa de fractura hidráulica en EEUU, que comenzó en 2008, es altamente incierto. Los campos de gas, por ejemplo Haneysville, han alcanzado su pico de producción y están en decadencia, como Barnett. Es duro analizar algo que va a ocurrir de aquí a 10 años. Recuerde que en 2002 con Colin Campbell escribimos el primer ensayo sobre el pico del petróleo, sin tener en cuenta la fractura hidráulica que todavía no estaba en la agenda. Dijimos en aquella época que la producción de petróleo iba a alcanzar su pico máximo entre 2010 y 2013 a un nivel de 85 mb/d. La reacción fue tratarnos como si estuviéramos locos. Argumentaron que la economía global no podía afrontar una producción tan baja. Estaban en lo correcto, la economía no era capaz de lidiar con eso y nuestra predicción fue acertada. Podemos hacer predicciones para los próximos diez años. Pero la gente, las empresas y los políticos no están interesados en saber qué va a suceder de aquí a 10 años. Como resultado enfrentamos un problema. Las decisiones que se deben tomar ahora, porque son importantes para el futuro, no se compadecen con la democracia porque se deben tomar decisiones que pueden no ser del agrado de la gente y los políticos que toman este tipo de decisiones no son reelegidos. Desafortunadamente, existen países como China, donde los gobiernos no tienen que pensar en la reelección. Tienen una política totalmente diferente y saben lo que están haciendo. Según el conocimiento que tengo en China el pico del petróleo está en la agenda política..."

Figura 7: ARC Financial Research nos presentó la gráfica de la decadencia de las distintas formaciones de Shale Gas en EEUU a mediados de 2013. En noviembre de 2014, con el barril cercano a los 60$, se abandonaron muchos de los campos de extracción y las nuevas perforaciones cayeron en torno a un 40-50%. Este hecho contradice las afirmaciones de los directivos de Shale Gas España por ejemplo, que vaticinaban aún en el presente año, cosas como que el crecimiento de las explotaciones era imparable o que cada vez más, nuevos países se incorporarían a este revolucionario boom energético, que España debería haber cogido este tren y que EEUU será una potencia productora y adelantaría a Arabia Saudí, etc.

Por ello quise hacer hincapié en cómo no se está informando a la población del problema, un auténtico escándalo que nos hace ser cada día más pobres e ignorantes, los pecados que comenté se pueden enumerar en los siguientes conceptos tan mal tratados por nuestros dirigentes y los medios de comunicación:

•ANUMERISMO: LOS GRANDES NUEVOS YACIMIENTOS NO SE EVALÚAN CORRECTAMENTE
•EXAGERACIÓN DE LOS HALLAZGOS DE NUEVOS ALMACENES
•LA CONFUSIÓN ENTRE RESERVA Y RECURSO SIGUE IMPLANTADA EN EL DEBATE
•NO SE PRESENTAN LOS COSTOS ENERGÉTICOS DE LAS EXTRACCIONES
•PRESENTAR SÓLO LOS PORCENTAJES DE VARIACIÓN ANUAL
•ASUMIR QUE TODAS LAS FUENTES SON INTERCAMBIABLES
•HABLAR SÓLO DE ELECTRICIDAD CUANDO SE HABLA DE ENERGÍA (ES SÓLO UN 20%)

Figura 8: El sociólogo Francisco González Paredes sí encontró una línea de investigación que divulgó en varias ocasiones: es un escándalo que nuestros dirigentes oculten esta realidad que vivimos, la estrategia del avestruz nos hace cada vez más pobres, la deuda española ya es casi del 100% del PIB marcando récords, y eso a pesar del maquillaje de la prostitución, el mercado de armas o de drogas, que se introdujo a mediados de 2014. No hay recuperación económica, hay endeudamiento y el intentar hacer negocio con tecnologías de bajas TREs nos empobrece más si cabe. Vivimos inmersos en "el problema", de aquí no se puede salir, deberemos aprender a crear empleo, aumentar nuestras cotas de bienestar, prosperidad y libertad en un inevitable contexto de decrecimiento, y éste no es una opción política como ser de derechas o de izquierdas, es una imposición de nuestro planeta finito y dinámico.

Otro de los argumentos mal tratados es la caída de los precios del petróleo, que hace que se estén abandonando proyectos tanto de fracking como de convencionales, y es que el problema se agrava ya que se compromete el suministro futuro de energía a la economía mundial, y como bien sabemos y recalcamos, la energía es el motor, no una mercancía como otras. Por ello puse como ejemplo las investigaciones del geólogo Euan Mearns (figura 9). En sus gráficos queda bien claro que desde 2005 nuestro mundo ha cambiado y que cada vez cuesta más suministrar energía a la máquina, por ello el decrecimiento ya ha comenzado y por eso los recortes están siendo inevitables, a pesar de que la poca riqueza que se pueda generar es cada vez más asimétrica e injusta.

Figura 9: El geólogo Euan Mearns presenta el análisis más profundo de nuestra situación actual: vivíamos en un mundo de elasticidad precio-demanda hasta 2005, pero a partir de 2005 (abajo a la izquierda), la gráfica que presenta el precio del barril-suministro al mercado se vuelve inelástica (un pequeño cambio de la demanda produce una enorme distorsión del precio o del suministro), es la típica gráfica que representa estadios de "escasez" y vale para el trigo, el arroz o cualquier materia prima o alimento; en noviembre de 2014 (arriba a la derecha), coincidiendo con un aumento artificial de la oferta debido al auge del fracking en EEUU endeudándose del orden de 0,6 billones de dólares, el aumento de Libia en la producción, el auge de un mercado negro vía ISIS, etc., se da una caída de la demanda por la desaceleración económica mundial incluida China e India que lleva el barril a precios por debajo de 60$, haciendo así que se abandonen proyectos cuya rentabilidad sólo era viable si el barril oscilaba sobre los 100$. Otros analistas han querido ver movimientos geopolíticos varios como forzar a Rusia a un colapso económico, a Venezuela, a Irán por parte de Arabia Saudí por apoyar a ISIS, a Arabia Saudí para entorpecer el auge del fracking en EEUU, etc., etc. Sea lo que sea el futuro del suministro energético mundial, es decir del motor de la economía, está ya muy comprometido. Las empresas dedicadas al fracking venden activos para contentar a los inversores, pero cada vez más el sector sabe que vive una decadencia sin precedentes que puede llevar al colapso de muchas economías.

También es trascendental para comprender la encrucijada en que vivimos lo que opinan las industrias del sector, y no es nada halagüeño para el fracking (figra 10); la realidad pinta de un color negro chapapote, son muchas las declaraciones desesperadas al respecto, desde el anuncio del abandono de Rockefeller del negocio hasta los juicios de acusación por estafa que esperan en las administraciones norteamericanas después de haber incurrido en un mundo de castillos en el aire. Las grandes empresas del sector abandonan sus proyectos y venden activos para pagar dividendos.

Figura 10: Los magnates del petróleo se arrepienten de haberse metido en el negocio del fracking: han perdido hasta la camisa. Recordemos la muerte de Christophe de Margerie cuando iba a Rusia a negociar un acuerdo pacífico con Moscú por el problema energético europeo creado a raiz del conflicto con Ucrania: "El grupo Total confirma con gran emoción y una profunda tristeza que su presidente Christophe de Margerie ha muerto en un accidente de avión en el aeropuerto de Vnukovo de Moscú tras una colisión con una máquina quitanieves".  Se le llamó el amigo de Rusia.

En este contexto de pérdidas generalizado, las exploradoras de gas y crudo por fracking se han convertido en una singular bomba de relojería. Su endeudamiento no conoce precedentes en el sector, y sus costosas operaciones derivadas de haberse lanzado en masa a hacer fractura hidráulica es una losa cercana a los 0,6 billones de dólares según el Deutsche Bank.

La deuda basura del sector energético de EEUU según The Economist asciende hasta los 210.000 millones de dólares, alrededor de 16 % de un mercado que engloba unos 1,3 billones de dólares. El problema más grave esta vez es que buena parte de estos bonos tóxicos se asienta en los balances de bancos locales y regionales; muchos pensionistas y ahorradores norteamericanos han invertido en bonos basura destinados al agujero del fracking sin saberlo. Ahora sólo para mantener la producción, algunas de las empresas dedicadas al fracking tienen que perforar más y más e incurrir en más deuda, aun cuando los ingresos son decepcionantes. Gran parte del capital que entró ha sido ya destruido.

Cierto es que para EEUU el fracking significó mejorar los niveles de empleo y crecimiento durante los primeros años. Pero el espejismo era una copia exacta de la génesis de la burbuja subprime. El ejemplo de la burbuja inmobiliaria española es bien representativo de cómo ha evolucionado el negocio del fracking: las bajas tasas de interés facilitaron el despliegue de niveles de inversión superlativos,  se mejora de manera transitoria el empleo, incluso se puede hablar de crecimiento económico (recordemos aquel eslógan: ¡"España va bien"!). 

La aceleración de este proceso se ha descontrolado exactamente igual, ha desatado la burbuja y sólo cuando la burbuja estalla se detecta lo insostenible que era el negocio. La máquina no recibe la energía necesaria para poder funcionar; prácticamente toda ella se gasta en extraer más y más energía con tasas de retorno energético tan bajas que podríamos estar hablando de un sumidero energético en vez de una fuente de energía. La parada de la maquinaria es inevitable: no dispone de energía.

El cierre de las empresas de fracking en EEUU vuelve a elevar el desempleo, pero ahora la Reserva Federal no podrá inyectar dinero: ha sido justamente la irrupción del dinero barato la que ha impulsado la creación de nuestro particular baño de burbujas mundial. Se está gastando demasiada energía en extraer energía, el sistema global pierde fuelle y se congela. La recuperación es imposible, no hay otro planeta que nos suministre energía fácil de extraer como hasta 2005, la actividad económica tal y como la conocíamos declina irremisiblemente porque ahora no le llega el carburante.

No obstante ya existe un buen número de universidades y colectivos que van buscando soluciones sosegadas, entre ellas está la apuesta por las energías renovables, el buen uso y optimización de la energía disponible (y no traída del futuro generando deuda, como hemos visto), la eficiencia, etc., un debate paralelo que converge con el tipo de soluciones aceleradas que supone la fractura hidráulica y que ni siquiera la comunidad de Cantabria ha evaluado en este tiempo. Puse como ejemplo el MGDAE que ofrece mi universidad (Figura 11).

Figura 11: En la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra formamos a técnicos en eficiencia energética, profesionales de la arquitectura, la ingeniería, el urbanismo, etc., conocen la irremisible necesidad de apostar por energías renovables, sostenibles, limpias; aprenden a valorar el verdadero papel de la energía en el medio económico, en el contexto medioambiental y en el  medio humano: MDGAE.


5. EL DEBATE FINAL: TODA UNA MUESTRA DE CIENCIA CIUDADANA

Hubo un magnífico debate final en el Aula Magna de la Escuela de Caminos, D. Fernando Javier Rodríguez Puertas, Director General de Innovación e Industria del Gobierno de Cantabria dio un repaso final al estado de las energías renovables y no renovables, hablamos del futuro de España, de Europa, del futuro incierto del fracking... 

Durante el debate se concentraron muchas preguntas y otros tantos reproches a D. Juan García Portero como la figura visible e incontestable a favor del fracking, entre ellas la explotación jurásica capa objetivo en Vega de Pas (la tierra de los sobaos pasiegos) de unos 50 m de espesor con técnicas capaces de generar unas fracturas que superan en más de cuatro veces esa cifra y donde además se alberga el gran acuífero que abastece a la zona metropolitana de Santander (unos 250.000 habitantes), el directivo de SHESA corroboró que no tendría sentido (como indica la AIE, en su "Golden Rules..." de 2012 afirmando que se deberían prohibir esas prácticas en zonas con semejante disposición geológica) el perforar en una zona donde el acuífero coincide con las capas objetivo. Sin embargo se insistió en el hecho de que los permisos de investigación con fractura ya estaban dados a REPSOL, lo que significa un despropósito por parte de la administración y un peligro potencial para al menos un cuarto de millón de personas. Todos coincidimos en que cualquier gobierno responsable, empresa consecuente o ciudadano comprometido no permitirían semejante atentado medioambiental.

En cuanto a la realidad energética que le espera a la humanidad y el papel "salvador" o " dudoso puente hacia las energías limpias" que representaría el fracking en este escenario del acelerado siglo XXI, el directivo apeló a que el ser humano ha avanzado tecnológicamente y siempre gracias al progreso científico ha sabido mirar al futuro y evitar los desastres medioambientales, lo cual valdría para legitimizar la técnica, a lo que yo mismo respondí que confiar la seguridad estructural de nuestra sociedad a la esperanza, era demasiado arriesgado y un poco metafísico, y que o nos planteamos seriamente ya este gran problema y reto medioambiental o cada minuto que perdamos juega en nuestra contra.

Finalmente las acertadísimas intervenciones de varios de los excepcionalmente preparados y documentados asistentes llevaron el debate a terrenos como el cambio climático, la democracia real, la participación ciudadana en estas decisiones o el oscurantismo de unas instituciones que saben lo que hay tras el fracking, pero que parecen mirar más por los intereses económicos de las grandes empresas del sector, que por el bien de los ciudadanos. También sobre aspectos muy determinados de los estudios hechos en Texas, Cataluña, Navarra, California y otros estados norteamericanos y publicados en revistas de impacto como Nature, Plate Techtonics, Nature Geoscience, etc.

La jornada me ha dejado muy buen sabor de boca, me quedo con la conclusión de que la ciudadanía está muy bien informada y que maneja mucha más lógica y sustancia gris, además de geología y cultura general, que quienes llevan años aportando argumentos tales como la tontería de la independencia energética de los EEUU, la promesa de creación de puestos de trabajo (que serían del orden de 1,1 puestos de trabajo por pozo y además de muy baja cualificación con duraciones de un año de media que es cuando los pozos declinan en un 80% su producción) que además le roban a la investigación en energías limpias y sostenibles, la concienciación social en torno a la eficiencia, y muchos otros detalles que demuestran que lo que ha pasado en Cantabria al prohibir por unanimidad el fracking no responde a ningún engaño diabólico. A los cántabros no les ha convencido el primer ecologista radical que se ha cogido un power-point y se ha ido por los pueblos a demonizar el fracking, afirmación que hemos oído en demasiadas ocasiones ya por parte de algunos directivos bastante mediáticos de las empresas del sector y que no tiene ninguna verosimilitud. 

Quiero agradecer asimismo al Colegio de Caminos Canales y Puertos de Cantabria, especialmente a su Decano D. Enrique Conde, que fuese yo el invitado a quien confiaron participar en un debate tan constructivo y esclarecedor y que titularon "LA REALIDAD DEL FRACKING" a pesar de las presiones que me comentó recibió de algunas instituciones y colegios profesionales para evitar mi participación o proponer a otras personas cuyos análisis distan bastante de los planteamientos termodinámicos, históricos, holísticos  y estratégicos que investigo y que sigo intentando comprender en el itinerario de la evolución del ser humano. Y lo hago aquí, inmerso en esta estrecha y frágil interfaz entre la atmósfera y la hidrosfera en que nací, en esta estrecha y frágil interfaz a la que hemos denominado Patrimonio Natural, haciendo gala así de una actitud profundamente moderna, pero también de apropiación de algo que apenas conocemos y menos aún podemos controlar.

Antonio Aretxabala
15 de diciembre de 2014


Figura 12: LA REALIDAD ENERGÉTICA DEL FUTURO (LOS DATOS SON DE LA AIE) DESMAQUILLADOS Y MOSTRADOS SIN EDULCORAR POR ANTONIO TURIEL: La franja negra de más abajo representa la producción de los campos de petróleo crudo actualmente (2011) en producción. La franja de color azul celeste representa la producción de los campos de petróleo crudo que ya se conocen pero que no se están explotando por falta de demanda o exceso de coste productivo. La franja de color azul oscuro representa la producción de petróleo crudo que tendrá que venir de los campos aún por descubrir. Todas las otras franjas representan petróleos no convencionales, sucedáneos imperfectos del petróleo. La franja de color morado representa la producción de los líquidos del gas natural; la de color amarillo viene de la producción de todos los demás petróleos no convencionales excepto el ligero de roca compacta; la franja roja es la del ligero de roca compacta y la verde (en contraste con el color usado en el informe de la AIE) representa las ganancias de refinado.


KEISER REPORT: LA COMBUSTIÓN DEL SISTEMA

jueves, 11 de diciembre de 2014

LORCA RESILIENTE (I): ATENCIÓN SOCIAL Y ECONÓMICA

LORCA RESILIENTE

Queridos lectores: a continuación se pueden ver las ponencias del encuentro "Lorca Resiliente" en la que presenté "Consideraciones sobre la necesidad de creación de un centro de estudios de caracter geológico, sismológico, arquitectónico y centro de interpretación en Lorca" , última de las siguientes ponencias en el marco de la "atención social y económica": 

1. "Medidas Extraordinarias adoptadas por el Gobierno Español para paliar los daños derivados de los movimientos sísmicos acaecidos en Lorca el 11 de mayo de 2011" de Mª Sofía González López.

2. "Intervención desde el área social: actuaciones desarrolladas y coordinación a través de la Mesa de Solidaridad de Lorca" de Juana Gázquez Egea

3. "El Administrador de Fincas ante una catástrofe natural" de Iván Gea Sánchez, 

4. "La gestión de los mediadores de seguros después de una catástrofe" de Juan David Ruiz Cárceles, 

5. "Entereza" de Juan Carlos Segura Ruiz.

6. "Los daños de los terremotos a la actividad empresarial" de Antonio García Díaz

7. "Consideraciones sobre la necesidad de creación de un centro de estudios de caracter geológico, sismológico, arquitectónico y centro de interpretación en Lorca" de Antonio Aretxabala Díez.

Noviembre de 2014. Lorca Resiliente trató de recopilar las lecciones aprendidas del terremoto de Lorca y compartirlas, enseñarlas a través de la participación de distintos agentes que intervinieron en la recuperación de la ciudad de Lorca. 

Jornadas dirigidas especialmente a profesionales de la Administración Pública, en especial de Protección Civil y Emergencias así como técnicos interesados en aprender y mejorar su respuesta profesional y personal en caso de una catástrofe.

 
LORCA RESILIENTE: ATENCIÓN SOCIAL Y ECONÓMICA

miércoles, 12 de noviembre de 2014

RUSSIA TODAY: LA MANIPULACIÓN DE LA INFORMACIÓN EN TORNO AL FRACKING




1. LA MANIPULACIÓN EN TORNO AL FRACKING POR PARTE DE RUSSIA TODAY

Ayer 11 de noviembre de 2014, la cadena RT (Russia Today) quiso hacerme unas preguntas sobre el debate que existe en Gran Bretaña en torno a la sismicidad inducida por la actividad de fractura hidráulica (fracking) y su relación con terremotos mayores, un tema que llevo tiempo estudiando. En la comunidad científica aceptamos sin miramientos que el fracking induce sismicidad, que el ya denominado y famoso terremoto 5.7 de Oklahoma se debió a la inyección de fluidos provenientes de la industria petrolífera y de fractura, hay muchos más ejemplos... Pero poner titulares como que "el fracking podría provocar terremotos como los de Chile 2010 o Japón 2011" es, además de atrevido, manipulador e ignorante, de una falta de ética y fidelidad al testimonio científico que hay que denunciar. 

El umbral sísmico que debiera prohibir estas prácticas es el debate en las islas británicas, se habla de una magnitud en torno a 0,5 como tope para abandonar esta tecnología. Algunos autores lo elevarían hasta 1,7 después de haber asumido y estudiado que los terremotos de Blackpool en torno a 2,5 fueron provocados. Varias empresas dedicadas a la extracción de hidrocarburos por medio de esa técnica creen que se debe permitir el causar muchos más pequeños terremotos para que la industria del gas de esquisto pueda tener éxito.

Según algunos autores las regulaciones actuales británicas, impuestas hace dos años, son equivalentes a la prohibición del paso de autobuses cerca a edificaciones o prohibir los portazos, según el Dr. Rob Westaway y el profesor Paul Younger de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de de Glasgow, un umbral de 0,5 sería así de absurdo y lo comparan con la explotación de canteras u otras actividades que producen vibraciones en el terreno.

Como se puede ver en la entrevista, comenté el estudio realizado por científicos de la Universidad de Columbia (van der Elst et al.) y publicado en julio de 2013 por la revista Science (el enlace aquí). Dicho estudio indica que esos fuertes terremotos al otro lado del planeta pueden desatar temblores menores cerca de los pozos de inyección en medio de una zona no propensa a la sismicidad, como pueda ser la zona central u oriental de Estados Unidos. 



2. EL LAMENTABLE RESULTADO DE LA MANIPULACIÓN

En varios medios online se publican afirmaciones tan absurdas como la que se puede ver en la siguiente figura: 

ASÍ SE PUBLICÓ LA NOTICIA BUSCANDO UN IMPACTO QUE LO ÚNICO QUE HACE ES DESINFORMAR

Después de  verlo publicado y referenciado en varios medios hablé con la periodista que me entrevistó (Asmik Kosyan) y le hice llegar mi más enérgico enfado y desacuerdo, así como la exigencia de retirar ese despropósito de sus páginas web. Espero que modifiquen semejante barbaridad cuanto antes. 


3. EL CÓMO DEBIÓ SER LA NOTICIA

El agua utilizada y extraída para fractura hidráulica o fracking es contaminada por productos químicos y debe ser eliminada de una manera que evite la contaminación de las fuentes de agua dulce. Ya no se puede devolver a ríos o lagos. Su depuración es económicamente inviable. Así que lo más económico es forzar una suerte de rapto geológico mediante la inyección subterránea bajo los acuíferos que abastecen de agua potable. Ese agua entonces puede presionar y lubricar las fracturas que por doquier están presentes en la corteza terrestre, y aunque sean inactivas se dispara la sismicidad incluso en zonas hasta ahora catalogadas como no sísmicas o inertes. Para ello una mínima energía elástica acumulada es necesaria. 

Hoy, gracias a estudios americanos, alemanes, holandeses o ingleses, sabemos además que hay que contar con la influencia de sismos remotos en esas fallas previamente debilitadas por las actividades humanas. La Tierra como un todo no conoce de fronteras administrativas, en especial nos fijamos en aquellas zonas donde se realiza la comentada eliminación por inyección a cierta profundidad del agua. 

Un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de Columbia y publicado en julio de 2013 en Science indica que fuertes terremotos al otro lado del planeta pueden desatar temblores menores cerca de los pozos de inyección en zonas no especialmente propensas a la sismicidad como ya se viene observando desde hace décadas en Yellowstone. Se explica ahora que terremotos de gran magnitud como los de Chile de 2010 (8,8 Mw), Sumatra 2012 (8,7 Mw) o Japón en 2011 (9,1 Mw) fueron responsables de otros sismos disparados en zonas tan alejadas como Texas, Oklahoma o Arkansas, otras partes del mundo esperan los resultados de estudios similares.


ENLACE AL ESTUDIO PRESENTADO Y COMENTADO:

Enhanced Remote Earthquake Triggering at Fluid-Injection Sites in the Midwestern United States

LA RECTIFICACIÓN EL DÍA 12 DE NOVIEMBRE APARECIÓ A LAS 12:30 HORA ESPAÑOLA