miércoles, 23 de mayo de 2012

LORCA, OTRO GRAN PROYECTO PERDIDO: LA CIUDAD QUE PUDO SER PIONERA SE DERRUMBA AÚN MÁS

SIMULACIÓN DE TERREMOTO HECHO POR CIENTÍFICOS EN EL SOUTHERN CALIFORNIA EARTHQUAKE CENTER (SC/EC)


1. LA FALTA DE IMAGINACIÓN Y FLEXIBILIDAD DE NUESTRAS INSTITUCIONES Y SUS CONSECUENCIAS EN LORCA

Es verdad que la rígida estructura administrativa española, pensada para realizar proyectos desde una sola fuente o departamento, tiene muy difícil el dar forma a proyectos que involucren a entidades como el Ministerio de Industria e Innovación, administración local, autonómica, universidad/es, agencias de emergencia, turismo, etc., lo que contribuye enormemente a que una iniciativa como la propuesta acabe diluyéndose en una versión homeopática de la que nadie se hace responsable, corre así grave peligro de o desaparecer, o de acabar siendo el típico chamizo que ha servido para dejar un reguero de comisiones y finalmente no parecerse en absoluto a lo que fue su esencia.

Ya fue presentada hace casi un año y aún no se sabe de su futuro, tampoco los ciudadanos de Lorca saben nada de cómo se articularía su creación dentro del denominado Plan Lorca o de los planes de reactivación seria e inteligente de su tierra. La mentalidad especulativa y de corto plazo, no permite el desarrollo de grandes proyectos ni sociales ni empresariales. Además empobrece a los individuos y a la sociedad,

La falta de imaginación o la de ganas de impulsar salidas inteligentes con vistas a un largo plazo sostenible y enriquecedor parecen estar ausentes en las mentes de quienes deberían sacar adelante a comarcas azotadas por desastres naturales. Hoy Lorca está en las primeras páginas de los periódicos por el desastre de su gestión, no por los efectos sísmicos, que a estas alturas deberían ser otra vez los protagonistas.

Pero protagonistas no por la pena y las lamentaciones de haber sufrido una catástrofe. Un año de penitencia es suficiente, hoy ya debiera estar en curso un gran proyecto al que Lorca, que ha sido el foco de atención de miles de científicos y técnicos de todo el mundo en el último año, como no lo ha sido ninguna otra ciudad en Europa, es más conocida por sus características naturales que ninguna otra comarca del viejo continente.

Todo el mundo habla de la Falla de Alhama de Murcia (FAM) pero nadie le saca beneficio en Lorca. Las iniciativas de carácter cultural como el geolodía y los meros paseos por la traza de la falla no dejan de ser un adorno entretenido pero sin una verdadera proyección hacia un futuro enriquecedor, una apuesta por Lorca como ciudad universitaria de alto nivel de especialización y calidad; vale que es entretenido, seguirán habiendo más lúdicos geolodías otros años, muy bonito, pero social y culturalmente desolador.

Lorca ya tiene más que suficiente material cultural, científico y técnico para impulsar un desarrollo en el marco de la innovación y que potencialmente aún puede desplegarse desde la peculiar sismicidad europea si la ignorancia y el lucro fácil dieran paso a la verdadera iniciativa inteligente, culta, apoyando a "emprendedores" (la ya tan manoseada palabra de moda entre los políticos correctos; prefiero "pioneros" cuya connotación manifiesta mucho más arrojo) capaces de transmutar tanta desgracia en riqueza. Y caminos para alcanzarlo no faltan.


2. EL CENTRO EUROPEO DE ESTUDIOS E INTERPRETACIÓN DE LA SISMICIDAD


En Europa no hay una disciplina universitaria que genere riqueza desde los fenómenos sísmicos como hay en América o Asia, tanto en la generación de publicaciones sobre refuerzo de edificios patrimoniales, mapas con consignas de obligado cumplimiento, de pedagogía sísmica e incluso de proyección divulgativa a través de un centro de interpretación de las fallas geológicas y los fenómenos sísmicos.

En Europa falta un lugar que divulgue y eduque a formadores en el qué hacer, qué no hacer, antes, mientras, después de un sismo. Lorca era el sitio ideal para desarrollar una inteligente escuela de carácter pedagógico de corte universitario. También un grado máster y en continua relación con las administraciones y agencias de emergencia, UME, universidades, facultades de geología... Incluso con un simulador sísmico como el que hubo en San Sebastián y muchas, muchas T.I.C. (tecnologías interactivas de la comunicación), simuladores virtuales, etc.

Estaría apoyado económicamente por todo un pionero centro de interpretación de las fallas geológicas y los fenómenos sísmicos que aún no hay en Europa. Una iniciativa al estilo del SC/EC, cuyo carácter investigador, pedagógico, divulgativo y participativo en la sociedad americana le ha llevado a ser número uno mundial. Sus recursos: desarrollar un conocimiento y aprovechamiento directo del medio sísmico.

EL SC/EC EN EL ENCUENTRO SHAKEOUT AT TARGET STORE DE 2011 
El centro de divulgación e interpretación lo complementaría y sería la cara amable, comercial, pública y pedagógica de ese otro departamento pionero en el desarrollo de la avanzadísima ley del suelo española de 2008, aún casi sin estrenar. Un departamento  referencia en Europa que suministraría al sector y las universidades investigaciones sobre los últimos refuerzos estructurales en el patrimonio europeo, los mapas de riesgo sísmico,  y también de otros riesgos conocidos en el levante español o la Europa mediterránea o central. Conformaría asimismo los itinerarios de un máster en pedagogía de riesgos naturales.

Europa mantiene aún grandes áreas con una sismicidad capaz de matar, arruinar patrimonio, paralizar la actividad económica... Son recientes las desgracias en L'Aquila, Lorca, aún más lo son Ferrara, Módena, Bulgaria. En Europa siempre ha habido y siempre habrá sismicidad. Apostar por un modelo de cómo se desarrolla su transmutación en riqueza lo podemos ver en el Southern California Earthquake Center (SC/EC) aecuándolo a la peculiar sismicidad del viejo continente. Al final, como siempre, acabarán haciéndolo los franceses o los portugueses antes que unas administraciones perdidas en burocracias petrificantes y petrificadoras (como Medusa con su mirada, petrificaba a los mortales) y discusiones partidistas de las que los ciudadanos estamos asqueados. 

A Lorca no llega ni un euro para invertir en un futuro inteligente apostando por Lorca como ciudad universitaria altamente cualificada y especializada. Ésto solo se consigue adecuándose y conociendo mejor que nadie de todos los que hemos estudiado la ciudad más estudiada de Europa en el último año (y que ya está bien de que así sea y pase a la acción) la realidad de una tierra que deberá rentabilizar tarde o temprano sus mejores recursos: el patrimonio histórico, una riqueza geológica, científica y cultural inigualable, y una sismicidad estudiada desde tantos ámbitos que es ya una riqueza científica, pero que debiera a estas alturas estar dando beneficios, culturales, técnicos, económicos.

Pero parece que esto no lo entienden en las administraciones que albergan a las personas a las que votamos y se sigue desperdiciando energía en acusarse unos partidos a otros de la tardanza en las ayudas y dando espectáculos indignos en España, entienden los cortos plazos que los bancos les han impuesto, así como ritmos de cuatro años de elección en elección.

Ahora rescatar un banco es una prioridad, es algo que si no hacemos, se nos va la vida en ello. Lorca puede seguir hundiéndose físicamente a razón de unos 10 cm cada año, pero espiritualmente es intolerable, nuestros dirigentes pueden seguir dando el espectáculo y haciendo todo tipo de payasadas faltas de gracia que nos indignan cada vez más, así se nos presentan como unos pobres ignorantes. Pero al final lo están pagando los ciudadanos que ven cómo las iniciativas inteligentes de las que ya han tenido información, no salen adelante y se les atiborra a celebraciones, festivales, iniciativas deportivas, etc., que durante un año han sido más que suficientes, incluso si afirmamos que un pelín exageradas no hablamos de más. El SC/EC europeo lo acabarán haciendo en Francia o Portugal, qué pena, otro gran proyecto perdido.

COMPUTATIONAL GEOSYSTEM SCIENCE (SC/EC)