martes, 29 de mayo de 2012

ITALIA: UNA CRISIS SÍSMICA


EPICENTROS EN LA EMILIA ROMAGNA DESDE EL 19 AL 29 DE MAYO DE 2012


1. INTRODUCCIÓN

La norma de construcción sismorresistente española (NCSE02) incluye un listado con un total de 2.618 localidades situadas en zonas con riesgo sísmico, de ellas 724 concentran a más de 5.000 habitantes; en total suponen una población de más de 20 millones de personas, prácticamente la mitad de la población de España. No obstante, a pesar de ser España un país sísmico, no existe una conciencia histórica de élite sectorial o altura científica, tampoco popular ni universitaria sobre el riesgo sísmico y su importancia. El largo tiempo transcurrido, casi 130 años, desde el catastrófico terremoto de Andalucía con 1.200 muertos y una destrucción que llegó al grado X, ha conformado nuestra amnesia sísmica

Durante este tiempo hemos pasado de unos 16 millones de personas viviendo fundamentalmente en un ambiente rural e inmóvil, a 47 millones predominantemente urbanos y de alta movilidad. Ahí es donde radica el mayor peligro, mucho más ahora que antes; y es que la historia de España (salvando este lapso de 130 años justo a la entrada de la modernidad) en los últimos siete siglos, está repleta de ejemplos de terremotos destructivos con intensidades por encima de VIII en la escala Mercalli (por encima de 5 a 6 en la de Richter). Por ello la amnesia de la población y de nuestros dirigentes parece dominar sobre los esporádicos brotes de interés cuando algo como lo de Lorca o Ferrara nos levanta de nuestros sillones, nos hace reflexionar y el país se llena de expertos geólogos, arquitectos e ingenieros (de bar).


2. UNA CRISIS SÍSMICA

Otra vez en el norte de Italia y la considerada zona menos sísmica de ese país. Italia ya está abocada a revisar su reciente normativa sísmica. Las réplicas superiores a 4Mw se pueden contar por decenas desde el día 20 de mayo, un factor común subyace: la relativa superficialidad y persistencia de los eventos que se están generando. Estamos ante lo que en sismología denominamos una crisis sísmica.

No se puede asegurar cuándo va a remitir, lo que está claro es que hay que estar muy alerta, mucho, y no solamente en Italia, veremos el porqué. La naturaleza acostumbra a funcionar con ciclos que nos pueden resultar caprichosos. No debemos olvidar que los terremotos son fenómenos naturales de por sí inofensivos, ha habido siempre y siempre habrá, y como la lluvia, las tormentas o las nevadas, tienen sus propias recurrencias aunque aún no alcancemos a comprenderlas en toda su expresión.

La naturaleza siempre nos sorprende, 2012 ya es récord de sorpresas. El 11 de abril dos terremotos de escala 8,7 y 8,2 sacudieron buena parte del Índico provocando masivos desalojos en India, Tailandia, Singapur o Indonesia. El sismo de 8,7 pasó a ser récord por su génesis, nunca un terremoto de falla de desgarre había llegado a tal magnitud, tanto que ha entrado en la lista de los diez más fuertes de nuestra historia con Sumatra 2004, Chile 2010 o Fukushima 2011.

Entonces grandes ciudades fueron movilizadas, unas más ordenadas y planificadas que otras; ahora las ciudades son sistemas interconectados, demasiado vulnerables debido a su extensión y la forma en que durante los siglos XX y lo que va de XXI las hemos planificado. Sugerimos así que en las próximas semanas, meses, se iban a dar terremotos pequeños y medianos por todo el planeta siguiendo un modelo de reajuste fractal.

Para entenderlo: algunos estudiosos de estos fenómenos solemos hacer una lectura con los modelos fractales emergentes aplicados a la geología, la geofísica y también con otras disciplinas. Un fractal es un elemento (físico, temporal) de un sistema que refleja a escala el modelo mayor, tal es el caso de un árbol y sus ramas, un helecho y sus hojas, un romanescu, o un río y sus afluentes. Cada pieza del sistema conforma la imagen exacta del todo pero en pequeñito. Si mueves el tronco se mueven decenas, cientos de ramas.

ROMANESCU, "LA VERDURA FRACTAL"

La sismicidad sigue modelos fractales



3. ¿UN CICLO SÍSMICO?

En 2004 Sumatra abrió la puerta de un nuevo ciclo sísmico (hoy ya aceptado por muchos expertos). Desde entonces la actividad sísmica parece incrementada. Entonces Italia publicó su zonación sísmica contando con estos terremotos medianos, pequeños; como muestran los modelos fractales ha habido muchos, el problema es cuando se dan cerca de ciudades, éste es el caso.

INCREMENTO DE LA ACTIVIDAD SÍSMICA EN EL MUNDO DESDE 1973 (USGS)
Para ello es para lo que deberemos prepararnos. Diez años más y el 60% de la población del planeta viviremos en ciudades, cien millones de chinos abandonarán el campo, una nueva experiencia para la vida en la Tierra.

España está como el resto de Europa: una avanzada normativa sísmica de 2002 se quedó obsoleta en Lorca y la avanzadísima ley del suelo de 2008, una de nuestras mejores armas, aún sin desarrollar. No nos extrañe que Lugo, Ciudad Real, Cantabria o La Rioja nos sorprendiesen ya con terremotos mayores de 5Mw siendo regiones sucesivamente catalogadas de baja sismicidad en el BOE. Como en Ferrara o Bolonia podría tratarse de una caricatura de la realidad. Entonces ¿qué no serán Messina, Calabria, Catania, Murcia, Alicante, Granada o Navarra?

¿OTRO MODELO FRACTAL?
video
SISMICIDAD DURANTE DOS MESES DE 2011
DESDE  FUKUSHIMA (11-M)  A LORCA (11-M)


Dice Don Rafael Blázquez Martínez: "Esta especie de “anestesia sísmica” en la que vive instalada la ciudadanía puede llegar a operar muy negativamente sobre nuestro país, porque a la falta de conciencia sísmica se une la falta de formación sísmica en todos los niveles educativos. De hecho la mayoría de la población, y algún que otro medio de comunicación, ignora cuáles son las zonas sísmicamente activas en España. 

La prueba fehaciente de que el tema sísmico no se considera que sea relevante para nuestros escolares es su reiterada ausencia en los sucesivos planes de enseñanza. Y, lo que es más grave, la Ingeniería Sísmica ha aparecido siempre relegada —cuando no directamente omitida— en los sucesivos planes de estudios universitarios, lo que se ha traducido en una carencia notable de profesionales cualificados, un desconocimiento generalizado del fenómeno sísmico por parte de la ciudadanía y, por ende, una infravaloración de sus posibles efectos en muchas zonas. 

Es cierto que cada vez que ocurre un terremoto los medios de comunicación nos inundan con informaciones y tertulias más o menos ortodoxas sobre la probabilidad de que ocurra una catástrofe sísmica en cualquier parte de nuestra piel de toro. Sin embargo, no es menos cierto que este tipo de informaciones obedecen más a la (efímera) actualidad de la noticia que al interés formativo. Como resultado de todo ello, el mensaje que percibe la sociedad es, parafraseando a Unamuno, “que se preocupen otros” (japoneses, chilenos, etc.), ya que el tema no nos afecta. 

En los niveles básicos de educación (primaria y secundaria) la formación sísmica es esencial para concienciar a la población ubicada en zonas de riesgo sobre la necesidad de prevenir, y en su caso mitigar, los daños derivados de los terremotos. En cuanto al nivel universitario, la Ingeniería Sísmica debe enseñarse concurrentemente con otras materias, como la Geotecnia o las Estructuras, enfatizando su carácter multidisciplinar, compartido por diferentes profesiones: ingenieros, arquitectos, sismólogos, geólogos, planificadores, etc."

Rafael Blázquez Martínez es Doctor Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Catedrático de Ingeniería del Terreno de la Universidad de Castilla La Mancha.

ARMONÍA FRACTAL EN EL PARQUE DE DOÑANA