domingo, 29 de enero de 2012

BILBAO, LA RESILIENCIA POR LA ALQUIMIA: DEL HIERRO AL TITANIO



Pocas son las ciudades que puedan presumir de haberse levantado tan airosas y elegantes como lo ha hecho Bilbao después de no una, sino de varias adversidades, la ciudad de Unamuno tuvo que recomponerse de un cúmulo de desgracias que afectaron por completo a su estructura, a su actividad y en definitiva, a su propia esencia y significado. Las inundaciones de 1983 costaron la vida a más de 40 personas en el País Vasco, supusieron el punto de inflexión desde una agonía imparable de insalubridad, paro, reconversión, terrorismo y abandono, hacia una magnificiencia de oportunidades.


1. INTRODUCCIÓN: BILBAO, UN EJEMPLO A SEGUIR


Y es que las desgracias nunca vienen solas, la ciudad se ahogaba en la contaminación por el abandono industrial de los años 80, la violencia, el terrorismo, la dejadez que sufría el Casco Viejo, el comercio de drogas, la reconversión y la desindustrialización, el paro rozó el 28%. En este artículo veremos cómo sailó reforzada de tanta desgracia y por qué hoy es un referente mundial. De la mano de mi abuelo Antonio y gracias a los recuerdos  y experiencias que le transmitió a mi padre (también Antonio), a mi tío Carlos y a mi tía Pili recorreremos el Bilbao gris del cinturón de Hierro, la cruel posguerra, y finalmente los años de crisis hasta la excelencia de la ciudad de Titanio, la más moderna de España.


LA CIUDAD DE TITANIO RECUERDA SU PASADO EN BLANCO Y NEGRO

Cuando se mira a Bilbao sin prejuicios, con una mirada clara, abierta e inteligente, se ve un tesoro de ideas sabias y prácticas en el colectivo español, un paradigma vivo que debiera servir como referente de generosidad, sacrificio y abnegación y que acaba desembocando en excelencia. Si no se le ha dado más relevancia en los itinerarios de estudios de historia, es consecuencia de un pasado político y terrorista que aún se mira con recelo, un recelo además alimentado por todos aquellos que aún no se han  acercado a comprobar la realidad del cambio a la excelencia bilbaína.

RAFAEL MORENO ARANZADI "PICHICHI"
Dicha excelencia se basa en un trabajo colectivo, plural, con gran sentido ético y solidario, pero sobre todo muy transparente para lo que nos tienen acostumbrados nuestros dirigentes; una situación que en cierta manera incomoda a los grandes partidos políticos estatales inmersos actualmente en incontables casos de corrupción a nivel estatal, autonómico y local. 

No son pocas las campañas de desprestigio que divulgan una realidad distorsionada del verdadero carácter bilbaíno, algunas de ellas, cuando se conoce la realidad de la ciudad de "Pichichi" (Rafael Moreno Aranzadi) suenan demasiado a envidia, y no precisamente sana. El mismo viajero debería comprobar ese envidiable carácter optimista, trabajador y alegre de la ciudad que resurgió del barro con sus propias manos.

Y es que el cambio tan radicalmente positivo y deslumbrante experimentado por esta ciudad, ha tentado no pocas veces a los poderes de todos los colores a la mezquina tarea de querer adjudicarse un mérito que es exclusivo de las gentes de Bilbao.

Bilbao tras las catástrofes y crisis que la vapulearon, agonizaba, pero en la savia de la ciudad: los bilbainos, estaba el desarrollar una de las experiencias de resiliencia más espectaculares, vivas y acertadas de las que debiéramos aprender todos; es un ejemplo y un modelo al que probablemente no prestemos suficiente atención en estos momentos de desconsuelo colectivo. La catástrofe de las inundaciones supuso "la gota que colmó el vaso" y la ciudad afligida comenzó a resurgir del barro en que literalmente se vio estancada, paralizada, sucia y ahogada. 

ANCLA DEL "CONSULADO DE BILBAO" CUYO FINAL Y DESTINO QUEDA LIGADO A UNA TRAGEDIA, ES LA PRIMERA DE LAS ANCLAS LLEGADAS AL MUSEO DE ANCLAS PHILIPPE COUSTEAU DONADA POR EL AYUNTAMIENTO DE BILBAO EN 1990, PUDO SER RECUPERADA DESPUÉS DE LA CATÁSTROFE DE SEPTIEMBRE DE 1983. TODO UN SÍMBOLO DE SOLIDADARIDAD Y UN PUNTO DE INFLEXIÓN PARA LA CIUDAD


Un recuerdo vivo de aquel cambio histórico se ha perpetuado hoy en Salinas, Asturias; a través de los conceptos de paz, colaboración entre las comunidades, solidadridad, la cultura de la mar, el respeto a los ecosistemas..., todas ellas iniciativas encarnadas en la figura de Philippe Cousteau. El ancla del buque "Consulado de Bilbao" que apareció arrastrado por las aguas en la plaza del Ayuntamiento y quedó irrecuperable, es todo un símbolo de la colaboración entre los pueblos; así otra vez los bilbaínos encabezan una iniciativa solidaria, esta vez con ese icono: "un ancla"En 1990 el Ayuntamiento de Bilbao dona la primera para el Museo de Anclas Philippe Cousteau, la del  "Consulado de Bilbao", cuyo trágico final se conmemora en el museo de anclas asturiano, se encuentra hoy situada en la Peñona de Salinas.

LA CIUDAD QUE RESURGIÓ DEL BARRO

Bilbao se vio a sí misma en ese estado lamentable y tuvo que preguntarse quién era, cuál era su misión en este mundo y cuál el camino para desarrollarlo. Bilbao había vivido una época prácticamente próspera los últimos dos siglos gracias a la industrialización, pero todo tiene un fin. A partir de los años 80 del siglo XX, todo cambió y tuvo que reorientar su economía al sector tecnológico y de servicios. La innovación y el desarrollo, por un lado, y el turismo y los servicios, por el otro, son las nuevas bases que junto con la nueva industria tecnológica sustentan la economía bilbaína.


Bilbao representa una manera de transformación sin igual en Europa, por su rapidez, intensidad y resiliencia en todos los sentidos, tal es la magnitud del cambio dado por la ciudad en la última década, que se ha hecho habitual la expresión "el efecto Bilbao" en círculos urbanísticos y profesionales que tratamos con el concepto de resiliencia para referirnos a la regeneración completa de una ciudad, desde el punto de vista arquitectónico, urbano, de distribución de los sectores económicos, de la cultura, del ocio y del medio ambiente.


2. INDUSTRIA, GUERRA, DECADENCIA: EL HIERRO

2.1 HIERRO: INDUSTRIA


BILBAO EN 1857
Bilbao creció y floreció económicamente durante el siglo XIX y a principios del XX, cuando se afianzó como centro económico del País Vasco, siendo uno de los cuatro principales focos de la creciente industria española. También llegó el ferrocarril antes que a ningún otro sitio, se fundó el Banco de Bilbao, embrión del futuro BBVA, y a finales del XIX ya funcionaba la Bolsa de Bilbao.

En pleno siglo XIX, se construyen y se ponen a funcionar las empresas siderúrgicas y fábricas de tecnología afines, como Santa Ana de Bolueta y Altos Hornos de Vizcaya en 1902. Se modernizó la ciudad burguesa con la construcción de paseos y alamedas en el nuevo ensanche de Abando y edificios emblemáticos como el nuevo palacio consistorial en 1892, el Hospital de Basurto y el Teatro Arriaga o la Diputación.

DIPUTACIÓN DE VIZCAYA EN LA GRAN VÍA BILBAÍNA

La población experimentó un crecimiento demográfico extraordinario, llegando personas de toda la geografía española, de Europa y Sudamérica, multiplicando casi por ocho su población en veinte años, de 11.000 habitantes en 1880 se pasó a 80.000 en 1900. Los movimientos sociales también tuvieron su lugar en esta época, destacando el nacionalismo vasco de Sabino Arana y el auge de los movimientos obreros, el republicanismo y el liberalismo monárquico y centralista.


EL AUGE DE LA INDUSTRIA EN LA MARGEN IZQUIERDA

La demografía comenzó a tener un crecimiento más sostenido y la industria se abre hacia Europa, durante la gran guerra (1914-1918) los intercambios económicos y de materias primas, a pesar de la neutralidad española, favorecen a la villa.

Mi abuelo Antonio Aretxabala Almeida, un marino mercante y uno de los pioneros de aquel PNV federalista, que no reconocería al de hoy, transportaba carbón y mineral de hierro a Inglaterra en un mercante de Sota y Aznar.



En uno de esos viajes un submarino alemán obligó a la tripulación a abandonarlo y la devolvió a tierra francesa en botes, pero muy amablemente les ofrecieron café antes de hundir el barco, pues era material para el enemigo que no podía abastecer a Inglaterra.

Se perfila ya el futuro burgués y trabajador de dos comarcas. La margen izquierda trabaja, la derecha administra, el sello queda implícito en Sestao y Baracaldo en contraposición a Getxo.



2.2 HIERRO: GUERRA

ROBERT CAPA FOTOGRAFIÓ A LA POBLACIÓN BOMBARDEADA
La Guerra Civil se ensaña especialmente con Bilbao. El régimen nazi que se encuentra en pleno auge se alía con Franco y los autodenominados españoles custodios de la patria. Los "señoritos españoles" son los que encargan con el consiguiente pago en divisas, los primeros bombardeos civiles de la historia de la humanidad desde el aire, lo verdaderamente trágico de esta entonces pionera estrategia de guerra es el objetivo:  sus propios compatriotas; españoles que encargan a los nazis bombardear con bombas incendiarias a otros españoles, las consecuencias del auge del nacionalismo separatista son desde esos momentos manifiestas. El terrorismo repetirá este escenario de muerte en los siglos XX y XXI.





Más tarde Guernica será el terrible símbolo de aquellas atroces y salvajes barbaridades repetidas sobre Madrid, Barcelona, Santander  o Valencia, y que se desvocaron en Inglaterra, Alemania y por toda Europa, en una destrucción nunca vista anteriormente que culmina en Hiroshima y Nagasaki.

BOMBARDEOS SOBRE BILBAO

El 31 de agosto de 1936, aviones franquistas realizaron la primera incursión en la capital vizcaína, arrojando ocho bombas. La población se ensañó contra personajes de conocida ideología pro-fascista y afines al levantamiento. Pero en septiembre, aviones franquistas lanzaron octavillas con amenazas de más bombardeo en caso de que la ciudad no se rindiera. Algunos no le dieron importancia pero las amenazas se cumplieron el día 25 de septiembre de 1936, cuando siete aeronaves arrojaron alrededor de cien bombas sobre la villa y poblaciones cercanas durante hora y media.

LAS MERCEDES DESPUÉS DE LOS BOMBARDEOS
Lo peor estaba por llegar, los aterradores aviones de Hitler volvieron y arrasaron Bilbao con bombas incendiarias. La población reducida, espantada, hambrienta y miserable se doblegó ante tanto sufrimiento. En mayo de 1937, los sublevados al mando del general Dávila la asediaron. La batalla duró hasta el 19 de junio, cayeron más bombas, el teniente coronel Putz ordenó volar los puentes y las tropas de la quinta brigada navarra tomaron la capital por los montes Malmasín, Pagasarri y Arnotegui. Entonces los políticos de los vascos y las vascas protagonizaron uno de los más vergonzosos episodios de los nacionalismos: el Pacto de Santoña.
ITINERARIO RECORRIDO ENTRE MARZO Y SEPTIEMBRE DE 1937

El general Gamir Ulibarri, jefe del ejército del Norte (Asturias, Cantabria y País Vasco) que aún luchaba contra los fascistas, descubrió espantado durante la batalla de Santander la deslealtad del ejército vasco, el lehendakari disimuló, como si lo ignorara. El gobierno vasco abandonó y no quiso combatir en Cantabria contra los fascistas, "estaban demasiaso lejos" del País Vasco (entre 20 y 80 km).


La esperanza de "esos vascos" descansaba en las negociaciones de la rendición vasca; por su cuenta la estaban llevando a cabo con el gobierno de Mussolini en Roma a espaldas de la ya prácticamente perdida democracia. Pero entonces mi abuelo Antonio Aretxabala Almeida, no comulgó con sus ex-camaradas del PNV: esos "nacionalistas vascos" que pactaron con los fascitas, y le costó muy caro, por ello murió a su vuelta, después de un par de campos de concentración y varias cárceles valencianas, enfermo y abatido. Antes pudo ver durante casi un año a su mujer e hijos en Hoz de Anero (Cantabria), y por eso es mi deber rescatar su honor como vasco ejemplar; las semillitas de esperanza que él y otros como él nos dejaron impregnadas de la esencia y la fuerza de sus elevados ideales algún día brotarían, y como vamos a ver, gracias a ellos la esperanza brotó, aunque antes, esa esencia custodiada se encontró en su camino de lustros, con no pocos obstáculos para llegar hoy a participar en erigir esta nueva ciudad. 

EL GUERNICA, DE PABLO PICASSO, UN HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA Y LA CRUELDAD DE LOS BOMBARDEOS SOBRE LAS CIUDADES ESPAÑOLAS: GUERNICA, LA VILLA VIZCAÍNA, ES EL SÍMBOLO DE ESAS MASACRES, NO ES LA ACCIÓN DE LAS BOMBAS EN SÍ LA QUE REFLEJA EL DOLOR EN EL CUADRO CUBISTA, UN CABALLO MORIBUNDO COMPARTE LIENZO CON UN GUERRERO CAÍDO, UNA MADRE CLAMA AL CIELO CON SU HIJO MUERTO, UNA MUJER ATRAPADA EN UN EDIFICIO EN LLAMAS... ESTA OBRA PERMANECIÓ DESDE 1939 HASTA 1981 EN EL MUSEO DE ARTE MODERNO DE NUEVA YORK, HOY EN EL MUSEO REINA SOFÍA DE MADRID.

El Bibao de los años 40 que despidió a mi abuelo era demasiado gris para compararlo con el actual, símbolo de ese tono puede ser el miedo que impregnaba la ciudad, encarnado en aquellos cobardes ex-nacionalistas que se delataban unos a otros mendigando el favor de sus amos. Ninguno de sus antiguos "camaradas" del PNV, algunos ya bilbaínos acomodados, le acercó un mendrugo de pan en su reclusión, o le visitó el último año enfermo, a ese lugar tan lejano llamado Cantabria, preso de la enfermedad, su corazón no pudo tolerar el maltrato y los asesinatos que se "rifaban" diariamete entre sus compañeros de barracón, otra vez el destino quiso que viviese al menos un año, y lo pudo contar.

Su familia de Santander fue su último consuelo, refugio y el cuaderno que recogió esta historia, la historia de un bibaíno nacionalista traicionado, murió señalado, fue el moribundo antifranquista, el vasco que volvió de los campos, el marido de la maestra, enseguida la maestra viuda...

La energía espiritual latente en las ideas de aquellos bilbaínos como mi abuelo, se mantuvo durante décadas como savia viva y corrió por las venas de la afligida Bilbao, y consiguió alcanzar este nuevo tiempo pero no sin sacrificio: su nobleza  fue golpeada de forma terrible en los años de reclusión con torturas y varias condenas a muerte que nunca culminaron gracias a la mediación de su hermano Carlos, otro bilbaíno del bando victorioso.


YA EN PLENO SIGLO XXI, PICHICHI RECIBE LA OFRENDA FLORAL
 DE  LA MANO  DEL  CAPITÁN DEL SCHALKE 04, RAÚL GONZÁLEZ
Si hay algo que perduró como unión de todos los sentimientos, ideas, proyectos, ilusiones y esperanzas y supo mantenerse impermeable a esos tiempos tristes y grises, es una filosofía deportiva que ha llegado hasta nuestros días con la misma limpieza con la que brilló cuando era la única antorcha de esperanza  de los bilbaínos: el Athletic, uno de los cuatro únicos clubes profesionales de España que no es una sociedad anónima deportiva, de manera que la propiedad del club recae en sus socios. Unos curiosos y originales estatutos hacen del Athletic un equipo sin igual.


EL ATHLETIC ANTES DE LA GUERRA (1934)
La primera vez que un equipo juega en San Mamés, el capitán debe hacer una ofrenda floral a Pichichi, el icono bilbaíno y español de "el goleador"; tal fue el caso de Raúl, capitán del Schalke 04, el 5 de abril de 2012 ante un partido para semifinales de la UEFA. Es reconocido históricamente por ser un club de cantera centrado en la formación de jóvenes futbolistas, siendo ésta su principal fuente de deportistas, en sus estatutos mantiene la peculiaridad de que éstos sean nacidos o formados deportivamente en el País Vasco y Navarra, incluyendo los departamentos franceses de Lapurdi, Baja Navarra y Zuberoa.



ATHLETIC: UNA HISTORIA EN ROJO Y BLANCO



UNA DE LAS POCAS ALEGRÍAS DE LA ÉPOCA: SAN MAMÉS
Mi abuela Pilar poco nos habló de aquello que le tocó vivir, Bilbao era el nombre de su tortura, ese episodio se nos mantuvo velado, en sus años de maestra de pueblo en Cantabria guardó su dolor en silencio, sus nietos no supimos casi nada en nuestra juventud, tampoco lo hubiéramos entendido, pero hoy mi padre (también Antonio), mi tío Carlos y mi tía Pili, se van soltando y desvelando sus recuerdos; ahora, y nosotros con otra perspectiva, sí lo entendemos, despertamos al ritmo que lo vino haciendo Bilbao, es inevitable, esa ciudad gris o verde se lleva en la sangre.


¡Pero qué ciudad tan triste y falsa debió ser aquella al acabar la guerra! Algunos de los ex-camaradas peneuvistas de mi abuelo, de aquellos que se entregaran en Santoña, hicieron gala de un desvergonzado jesuitismo, abrazando la falange como sometidas beatas, sumisos del franquismo, y de lo que fuese..., si lamiendo el culo a quien hiciera falta les dejase vivir cómodas décadas, incluso entre la alta sociedad bilbaína de aquella ciudad falsa y gris, y lo peor: participando en el represivo Bilbao de la posguerra, muy bien documentado hoy por Ascensión Badiola a partir de las cartas de los presos.

Ése era el ambiente de aquel Bilbao horrendo, es necesario que sus jóvenes lo sepan: no se puede repetir. Más tarde con la democracia y un Bilbao que ya se hundía y tocaba fondo, esos mismos hipócritas antivascos por interés, y después ¡Dios sabe qué!, alentaron con todo patetismo un antiespañolismo tan insolente y falso como ellos, aunque peor es la ceguera de algunos jovenzuelos bilbaínos que desde el candor tan infernal que otorga el ignorarlo se creyeron (o aún creen) cualquiera de sus fariseos "anti-lo que sea...".

¡Qué pobre Bilbao! Hoy esos muchachos que disfrutan de vivir en una de las ciudades más modernas y cómodas de Europa casi no saben que han recibido un tesoro, un tesoro que es obra de mucho sacrificio, abnegación y entrega ciega a lo que estaba "por venir": ellos. Y no saben que muchos a los que "adoran" jugaron al diabólico juego de la mentira, hoy vuelven a ser los parásitos que toda obra genial y excelente debe soportar y tolerar con paz-ciencia infinita, pero no pasan inadvertidos al ojo despierto, se les permite maltratar la obra que defendieron y comenzaron aquellas personas como mi abuelo en los años de la guerra civil; he ahí la paciencia infinita de Bilbao.

UN LIBRO: REPORTAJE DE INVESTIGACIÓN DE ASCENSIÓN BADIOLA

Su entrega fue ciega por que a mi abuelo y a otros como él no les dejaron ver, pero tenían fe, en un futuro digno, y nos enviaron desde el pasado a pesar de sus durísimas condiciones, su calor humano lleno de atención, nosotros entonces éramos ese "porvenir" que vería a la ciudad emerger y erigirse; y como la atención es la forma más elevada de la generosidad, con ella vino su victoria final sobre la insolencia, la falsedad y la hipocresía, con una simple maniobra naval final que nos envió desde el pasado. Llegó hasta nosotros aprovechando esa ley universal de la marina mercante: la flotación, pues la generosidad es mucho más sutil, menos densa, y siempre se elevará por encima de la insolencia o la falsedad. Ese fue su último movimiento de timón, al igual que con sus barcos, desde el pasado sacó a flote esa atención, hoy un soplo del aire que respiramos en esta bella y viva ciudad ya reflotada.

"EL CERVERA"
Pero antes de todo eso, mi abuelo se retiró con los verdaderos demócratas hacia Cantabria (ese lugar "tan lejano" del País Vasco donde los bilbaínos de hoy van a la playa y a comer el fin de semana) y llevó desde Santander con Francia como meta, en un viejo carbonero que había en la bahía, a buena parte del gobierno republicano de la España ya vencida. Por el camino estuvieron a punto de ser hundidos cuando el crucero Almirante Cervera, custodio nacionalista de la España franquista en el Cantábrico les sorprendió, el destino quiso que en ese momento dos fragatas francesas se acercaran al viejo carbonero y el Cervera, que no llevaba buenas intenciones, se dio la vuelta.

Los franceses salvaron a mi abuelo. Hoy gracias a ellos, escribo en este blog y le traigo a él a la memoria, luchó hasta el final, como muchos otros, todos los que también desde el pasado han hecho posible este Bilbao, incluso después de las zancadillas de insolencia y falsedad de los que se dijeron sus camaradas. No se rindió en Santoña, volvió desde Francia, entró en barco por Barcelona, pero los fascistas le atraparon en su último barco de Valencia sacando hambrientas mujeres, ancianos y niños a un imposible exilio. Allí dejó el sabor inconfundible de lo que un bilbaíno auténtico es, alguno todavía lo recuerda. Sin embargo le esperaba el campo de concentración, donde se comieron hasta las hojas de los árboles, luego las cárceles, las torturas... Para esa época algunos de sus falsos ex-camaradas peneuvistas ya eran franquistas en un Bilbao que aún mantenía y estaba condenado a mantener unas cuantas décadas más, sus tan emblemáticas y lamentables pinceladas grises.

BLAS DE OTERO, POETA BILBAÍNO, DENUNCIÓ EL ROSTRO DE LA HIPOCRESÍA
Y es que la falsedad es una manifestación de la mentira, pero la mentira tiene un inconveniente: no es real, por definición. La generosidad, la atención, la entrega, son manifestaciones del amor. El amor es real. He ahí el camino que lleva a la verdad; en la medida que nos acercamos a la realidad alcanzamos la verdad, finalmente se tocan, con el amor son una sola cosa: el Bien. Podemos identificar al mal con la mentira. Bilbao está donde está por amor,  a nadie le quepa la menor duda, hoy el ejemplo dado por la ciudad, lleva una enorme carga emocional. Nadie, y menos los bilbaínos, deben olvidar: la que lleva de un pasado sombrío, al futuro más brillante.





BILBAO RECIBE ENGALANADA AL DICTADOR FRANCISCO FRANCO

2.3 HIERRO: DECADENCIA

Los años 50 y 60 son de moderada tranquilidad, crecimiento sostenido y creación de nuevos barrios de clase media y trabajadora, la ciudad se ensancha. Pero la Alquimia de Bilbao se plantea urgente y necesaria a mediados de los años 70 del siglo XX, en ese momento la ciudad pasa por una época de vertiginosa encrucijada. Se manifiesta ya una agonía social, política, ambiental, económica, la ciudad empieza a ahogar a su población, golpeada por una serie de crisis superpuestas de las que ni el estado ni la propia ciudad pueden en ese momento amortiguar.

UNA DE LAS BATALLA CAMPALES ENTRE LA POLICÍA Y LOS TRABAJADORES DE ASTILLEROS EUSKALDUNA
La decadencia de Bilbao llega a su auge a mediados de los años 80 del siglo XX, se despliega en una ciudad vapuleada por huelgas, problemas medioambientales, suciedad, contaminación, reconversiones en todos los sectores, desindustrialización del sector metalúrgico, un terrorismo agobiante que no parce tener fin, un comercio de drogas consolidado en algunos barrios y una inestabilidad social que apunta al fin de un ciclo del que nadie sabía cómo salir. Y por si era poco, en 1983 las inundaciones del 26 de agosto destruyen buena parte del casco viejo, se cobran casi 40 víctimas y aún hoy más de 30 desaparecidos.


INMEDIACIONES DEL TEATRO ARRIAGA (AGOSTO 1983)

Posiblemente y a causa de esta última desgracia, cuando se llevó a cabo el encauzamiento de la ría a la altura de La Peña para evitar nuevos desbordamientos, comenzó la milagrosa transformación del nuevo Bilbao. Aquel 26 de agosto la ría se desbordó en plena Semana Grande. El agua alcanzó los 3 m en Basauri y hasta 5 m en Bilbao. Más de un centenar de municipios se declararon zona catastrófica en el País Vasco, Cantabria, Navarra y Burgos.


BILBAO, 1983: UNA CATÁSTROFE Y UN PUNTO DE INFLEXIÓN: LA CIUDAD RESILIENTE

Cerca de 40 personas perdieron la vida a causa de las riadas y casi otras tantas aún permanecen desaparecidas. Se calcula que las pérdidas alcanzaron los 60.000 millones de las antiguas pesetas (50.000.000 €) en Bilbao y 200.000 millones de pesetas (163.000.000 €) en el País Vasco. Pero todavía había que limpiar la ciudad, la mentalidad y transformar la economía; Bilbao se ahogaba en barro, estaba enferma, parada, golpeada por una crisis interminable, un terrorismo devastador, sucia, sin futuro y tocó fondo, pero Bilbao se reincorporó y se reconstruyó a sí misma.


AGOSTO DE 1983: LA CIUDAD FUE DECLARADA ZONA CATASTRÓFICA
El declive industrial y los cambios en la importancia de algunos sectores han ido acompañados de una profunda reorganización del mercado de trabajo y de las oportunidades de empleo y de renta. En Bilbao, la tasa de paro escaló desde el 2,3% en 1975 hasta el 26% en 1986; una década mas tarde los niveles de desempleo aún se mantenían en torno al 27%, si bien la recuperación económica en la segunda mitad de los 90 fue reduciendo la tasa de paro hasta el 14% en el 2000.

Sin embargo, el descenso de la tasa de desempleo viene de la mano de una creciente precarización del empleo y de la relación salarial que ha institucionalizado la inseguridad y la vulnerabilidad, aumentando el riesgo de exclusión para amplios segmentos de la población, hoy las tasas de paro del País Vasco y Navarra son menos de la mitad de todo el estado y se mantienen como las más bajas de España.


ATENTADO TERRORISTA A EITB (RADIOTELEVISIÓN VASCA), 2008
Algunas de las corrientes espirituales más oscuras nacidas a la sombra del siglo XIX, atravesaron también los tiempos de la guerra y posguerra, reaparecieron en pleno siglo XX alimentadas por ese odio inherente a los conflictos armados y de la mano de la hipocresía  y de aquella insolencia, aún hoy  permanecen sorprendentemente vivas, transformadas, hijas de aquella mismísima violencia recibida y ligadas a los intereses de un estilo de vida disfrazado de política, tiene el mismo rostro de la falsedad: no es otra cosa, es la mentira en acción.


En plenos siglos XX y XXI, han seguido sonando bombas, y una vez que la ciudad, el país y el marco económico europeo se transformaron completamente como no se ha hecho en ninguna otra parte, esos planteamientos violentos, siguen muy presentes en la vida cotidiana de algunos sectores que no han sabido adaptarse a esa nueva vida de la urbe paradigma del siglo XXI; en un área metropolitana que se acerca ya al millón de habitantes puede haber de todo, incluso quien simpatiza con la muerte porque le interesa como arma de manipulación, control y poder a través de la cobardía y el terror. Ya lo dijimos: en la medida que nos acerquemos a la realidad alcanzamos el Bien; en la medida que nos alejamos de ella sucumbiremos a la mentira: el mal. El eterno enigma de la Filosofía.


ATENTADO EN BILBAO EN 2007 CON BOMBA LAPA

Es precisamente esa época desde los años 80 hasta la inauguración del museo Guggenheim, la más convulsa de la ciudad, el cierre de los astilleros Euskalduna supuso uno de los más terribles golpes a una ciudad que llegó a desmantelar totalmente su tejido industrial, pero siempe Bilbao y los bilbaínos tuvieron en mente y en su genética el salir airosos de toda crisis. El nuevo planteamiento urbanístico se adecúa a las necesidades de un siglo XXI expectante, apostando por la cultura, los servicios, el turismo, la tecnología, la investigación y la innovación.

EL PAISAJE DE AQUELLA CIUDAD VIOLENTA, DESMANTELADA E INSALUBRE, ERA EL FIN DE UNA AGONÍA
Bilbao se detuvo por un instante, se miró al espejo, se arriesgó y acertó, supo encontrarse a sí misma y hoy es ejemplo de transformación eficaz y llena de belleza. Muchos que la conocimos en los años 70 de color gris y negro, llena de humos, la volvimos a ver agonizar en los 80. Pero si no hubiéramos vivido su transformación no la conoceríamos. Es el modelo de ciudad que escuchó a sus ciudadanos, se puso manos a la obra y  supo transformar sus necesidades en grandes oportunidades. Y todo ello con una limpieza y una transparencia dignas de ser consideradas; en la era de la corrupción Bilbao es el ejemplo vivo y manifiesto de que la claridad en las ideas y en las cuentas puede llegar muy, pero que muy lejos, por muy elevadas que parezcan las metas. El trabajo conjunto, coordinado y consensuado de forma democrática, suma la fuerza de sus ciudadanos alzados en salir del barro y transmutar el Hierro en Titanio: de un pasado sombrío, al futuro más brillante.


3. LA CIUDAD DE SIGLO XXI, EL FUTURO, LA VIDA: EL TITANIO


3.1 TITANIO: EL FUTURO

La silueta de Titanio del Museo Guggenheim Bilbao, que aparece espectacularmente sobre la ría del Nervión, es en sí misma una obra de arte concebida por el arquitecto Frank O. Gerhy y un icono del Bilbao de la modernidad, de la ciudad resiliente y de una ciudadanía que ha pasado de tocar fondo, a ser la comunidad española que lleva a su ciudad a la final del World Design Capital 2014. El Guggenheim es un referente del arte contemporáneo y ofrece una visión de las artes plásticas del siglo XX y XXI. El museo alberga colecciones permanentes: imágenes en movimiento, Arte Pop, exposiciones temporales de gran interés artístico, actividades culturales de toda índole y exposiciones científicas, técnicas, artísticas y culturales en general. El Museo se mantiene como líder indiscutible entre las instituciones culturales europeas, en relación a su nivel de autofinanciación, que en 2.011 se situó en torno al 67%.

PANORÁMICA DE LA RÍA CON EL MUSEO GUGGENHEIM

LAS TORRES ISOZAKI ASOMAN A LA RÍA
La transformación que ha conocido Bilbao en los últimos años es la historia de un éxito brillante. La villa ha pasado en apenas tres lustros de ser una ciudad espesa, contaminada y fea, a ser una ciudad homologable a las urbes europeas más modernas y vanguardistas.

Hoy Bilbao recibe más turistas (casi 750.000 anuales) que su vecina San Sebastián, la que fue paradigma del turismo vasco, y mantiene ocupada de manera constante  una oferta hotelera independientemente de la estación del año, siendo por ello la envidia de cualquier destino turístico.

La procedencia de la mayoría de los turistas es Madrid, bien distanciada de las demás, con Cataluña en segundo lugar aportan ambas comunidades más de la mitad del turismo nacional. En cuanto a los visitantes internacionales, la mayoría proceden de Francia, Reino Unido, Alemania e Italia. Es notable la llegada de grandes transatlánticos procedentes de todo el mundo, inundando cada vez más la ciudad de turistas.

MUSEO GUGGENHEIM: LÍDER DE LAS INSTITUCIONES CULTURALES EUROPEAS, CASI UN 70% DE AUTOFINANCIACIÓN


  3.2 TITANIO: LA VIDA

Pero sorprende aún más el carácter afable, abierto, simpático, amable y servicial de una comunidad orgullosa de haber sabido transformarse con elegancia, alegría y orden, después de haber tenido que sobreponerse a varias adversidades naturales, económicas, políticas y sociales. Bilbao es ahora mismo la ciudad envidiada del Norte y sin duda la más moderna del país.

GENTE DE BIBAO Y VISITANTES A UN CONCURSO
Además de eso, pueden presumir de unas cuentas municipales saneadas y transparentes, actualmente Bilbao tiene deuda cero, algo que ya quisieran para sí muchas de las grandes y no tan grandes capitales españolas que se debaten entre acusaciones políticas de derroche, desfalco y corrupción. Éste es un aspecto muy importante para poder salir adelante, y confirmado en Bilbao, en otras entradas del blog, ya hemos analizado la dificultad de desarrollar la resiliencia cuando los políticos y especuladores empobrecen a la comunidad, a los individuos y arruinan el futuro de las comarcas sobre las que actúan. Desde este punto de vista en lo que se refiere tanto a planteamiento como a acción, Bilbao también es un ejemplo y un modelo para las comunidades que quieran saber cómo salir adelante después de cualquier adversidad: el camino de un pasado sombrío, al futuro más brillante.


BILBAO, LA TRANSFORMACIÓN FASCINANTE




4. EL VERDE, EMBLEMA DE UNA CIUDAD SOSTENIBLE


La recuperación de la ría, el transporte público, la nueva arquitectura y las nuevas tecnologías son los pilares que han elevado a  esta ciudad  al podio de la más moderna de España. La modernidad va de la mano de la ecología y del acceso a la información. El proyecto Bilbao.net, enmarcado en la Agenda Digital Bilbao 2012, consiste en la habilitación de 40 zonas Wi-Fi con acceso gratuito inalámbrico a Internet, una en cada uno de sus barrios. Actualmente se encuentran operativas unas 30 zonas Wi-Fi repartidas por diferentes plazas y parques. Esta red inalámbrica, de nombre Bilbao, no requiere contraseña, no permite descargas P2P ni se accede a páginas con contenidos no deseados.

1872 fue el año que vio el nacimiento del primer tranvía en Bizkaia. La línea Bilbao-Las Arenas fue la pionera, pero poco después, en 1876, se le unía el trayecto correspondiente a la margen izquierda, Bilbao-Santurtzi. Precisamente este recorrido sería, años después, en 1889, el primer trayecto electrificado de toda España, inaugurando el tranvía eléctrico tal y como lo conocemos hoy día: el medio de transporte limpio, ecológico y silencioso por excelencia. Tras un intenso desarrollo motivado por la revolución industrial y los efectos que hemos visto en la ciudad, para 1920 la red de tranvías en Bilbao alcanzaba ya los 109 km. Pero las crisis de años posteriores llevarían a la definitiva desaparición en el año 1964 de este transporte.

EL TRANVÍA EN LA CIUDAD DE TITANIO
A finales de 2002, casi cuatro décadas después de que el último de aquellos tranvías recorriera la ciudad y tras unas obras de 3 años de duración, la mítica campana volvía a sonar por las calles de la Villa, que entraba así de nuevo en la era del transporte público ecológico y sostenible. La línea se ha ido ampliando progresivamente y en la actualidad, efectúa el recorrido Atxuri-Basurto, con un trayecto central que vertebra el área de Abandoibarra, nuevo centro de ocio de la ciudad, y con paradas frente a diversos hitos arquitectónicos de Bilbao, como el Teatro Arriaga, el Museo Guggenheim, el Palacio Eukalduna o San Mamés.

EL OCIO AL AIRE LIBRE
La villa desarrollará 1.330 hectáreas de zonas verdes, un nuevo valor que se ha propuesto a los bilbaínos. El Ayuntamiento, a través del área de Obras y Servicios, editó 20.000 ejemplares de una guía que recoge todos los espacios de ocio al aire libre de que dispone la ciudad. Un plano muestra los espacios y equipamientos destinados para el disfrute de los ciudadanos, se pretende que todas las personas sepan donde se encuentran las zonas verdes para pasar un rato de esparcimiento sin necesidad de recorrer grandes distancias.


5. EL ARTE Y LA CULTURA, EL PRECISO SELLO DEL FUTURO

Son ya muchos los rincones llenos de cultura y arte, no cabrían en este blog, al museo Guggenheim casi todo el mundo lo conoce, entre otros museos, parques, Catedral, iglesias y salas de exposición, Palacio Euskalduna, Teatro Arriaga..., quiero destacar por su profunda belleza y por que visitarlo puede ser una experiencia tan fascinante como la propia ciudad, al Museo de Bellas Artes.

INTERIOR DEL MUSEO DE BELLAS ARTES
Uno de los espacios más sorprendentes para el visitante, y también para los propios bilbaínos es el Museo de Bellas Artes; se creó en 1908 y se inauguró en 1914 con un fondo artístico legado por el empresario y filántropo Laureano de Jado. Este primer Museo de Bellas Artes se fusionó en 1939 con el Museo de Arte Moderno fundado en 1924, y la institución resultante abrió las puertas de su sede actual en 1945. Contribuciones de las instituciones locales, de individuos privados y las propias adquisiciones del museo ayudaron a formar el perfil esencial de la colección y orientaron su crecimiento subsecuente. 


La necesidad de formar una colección representativa empezando casi de cero, permitió afinar el criterio de selección. Diferentes épocas y diferentes arquitecturas muestran un edificio de una exquisitez sin igual con el sello de la elegancia bilbaína como un símbolo de la ciudad.

  EL MUSEO DE BELLAS ARTES
Caracterizado por su amplitud cronológica y por la diversidad de las manifestaciones artísticas que contiene la colección del Museo de Bellas Artes de Bilbao, reúne en la actualidad, entre pinturas, esculturas, dibujos, grabados y artes decorativas, más de 8.000 obras, con una cronología que se expande desde el siglo XII hasta nuestros días, destacando las obras de los artistas vascos.


6. LA ARQUITECTURA, EL FUTURO YA ESTÁ AQUÍ


La apuesta por la arquitectura supone un "Bilbao" calificado en los ambientes culturales internacionales como un "Milagro"; lo que significa hoy en día una ciudad postindustrial recreada por la arquitectura y capaz de competir como finalista por el premio diseño 2014.  Edificaciones de una arquitectura moderna y actual han dado que hablar en todo el mundo: el Museo Guggenheim, el Palacio Euskalduna, el metro de Norman Foster, el Aeropuerto de Calatrava, el nuevo tranvía, el proyecto arquitectónico de Arata Isozaki, la biblioteca universitaria de Rafael Moneo, César Pelli... y un largo etcétera que se suma a su arquitectura clásica y neoclásica de la que podemos disfrutar por su renovación, limpieza, audacia y grato y sorprendente impacto para el visitante.

BILBAO CAPITAL DEL DISEÑO 2014



LA PALOMA (LOIU)


El Aeropuerto Internacional de la ciudad, llamado “La Paloma” está diseñado por el arquitecto Santiago Calatrava, y es una de las expresiones más destacadas de su renovación, siendo, actualmente, el aeropuerto más importante del Norte de España y Sur de Francia.





EL INTERIOR DEL METRO, "LIMPIO INMACULADO"

El moderno metro de la ciudad es otro ejemplo de la integración de arquitectura e ingeniería. El ferrocarril suburbano cuenta con dos líneas que conectan ambas márgenes de la ría con el centro de la capital vizcaína.

El peculiar diseño de todas las estaciones en forma de caverna, así como el de sus entradas son obra del arquitecto británico Norman Foster. El proyecto obtuvo en 1998 el Premio Brunel de Arquitectura ferroviaria en su globalidad y a la estación de Sarriko en particular. Sigue en crecimiento, próxima meta Galdácano.


EL MUSEO GUGGENHEIM 

Diseñado por el arquitecto Frank O. Gehry, el Museo Guggenheim es ya todo un icono de Bilbao. Está situado en una parcela que se halla a nivel de la ría del Nervión, 16 m por debajo de la cota de la ciudad. El edificio está compuesto de una serie de volúmenes interconectados, unos de forma ortogonal recubiertos de piedra caliza, y otros curvados y retorcidos, cubiertos por una piel metálica de titanio. En su conjunto, el diseño de Gehry crea una estructura singular, espectacular y enormemente visible, consiguiendo una presencia escultórica como telón de fondo al entorno de la ciudad. 


ZUBIZURI (PUENTE BLANCO) 
Muy conocidos son sus puentes. Destaca el Zubi-Zuri (puente blanco), una bella pasarela peatonal diseñada por Santiago Calatrava. Utilizó 560 piezas de vidrios diferentes en su construcción. El Puente Euskalduna se abrió el 18 de abril de 1997 y su autor fue el ingeniero Javier Manterola. Este viaducto, situado entre la plaza del Sagrado Corazón y Botica Vieja, sobre los antiguos Astilleros Euskalduna, absorbe gran parte del tráfico del puente de Deusto.




PUENTE EUSKALDUNA

El Puente Euskalduna es una obra singular, ideada para facilitar un acceso directo a los automovilistas con dirección a San Sebastián, Vitoria y Santander. La torre de iluminación de 45 m de altura otorga al proyecto su elemento más llamativo y emblemático.



PUENTE VIZCAYA (EL PUENTE COLGANTE, LERÉ...) OTRO PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD  (UNESCO)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Antonio,un trabajo imprescindible para cualquier Bilbaino o personaje minimaente imteresada en los efemerides de la zona
gracias
itziar

Antonio Aretxabala Díez dijo...

Gracias Itziar, por escribir en mi blog, ya ves Bilbao es un ejemplo de cómo saber salir adelante, a nadie le regalan nada, y las cosas llegaron a estar verdaderamente mal en los 80, y ahora un modelo y una lección para muchas otras capitales o villas que intentan recuperarse, de catástrofes, de políticos, de especulación o de todo junto.
Un abrazo
Antonio

Maripaz dijo...

Me ha encantado encontrar tu blog. Muy completo e interesante.
Un abrazo.

Maripaz dijo...

Me ha emocionado mucho la historia de tu abuelo. Un bonito homenaje.

Anónimo dijo...

aupa antonio,me ha gustado el articulo sobre bilbao.
un abrazo iñaki romo