jueves, 15 de octubre de 2015

ACTIVIDAD SÍSMICA AL SUR DE PAMPLONA, OCTUBRE DE 2015

FALLA DE BERIAIN

Como todo fenómeno natural, afortunadamente la sismicidad de una zona determinada de la corteza, y en especial los episodios de enjambres sísmicos, tienen un principio y un fin, sin embargo, como natural que es el fenómeno, es recurrente.


Hace algo más de dos años vivimos en Navarra un episodio sísmico de cerca de 500 terremotos, comenzaron el día 14 de febrero de 2013 en la zona de la Sierra del Perdón y se alargaron hasta bien entrado el otoño de ese mismo año contagiando a zonas adyacentes, Etxauri, Ciriza, Olagüe, Norte de Navarra... Fue motivo de varias reacciones institucionales, una comparecencia parlamentaria, y un escaso avance en la investigación del fenómeno, en ese tiempo la población navarra se familiarizó con los conceptos de Falla de Pamplona o Estella, Falla de Beriáin, sismicidad climática, hidrosismicidad, reacción ante un terremoto, enjambre sísmico, amnesia sísmica, etc., y se dieron charlas en las zonas afectadas a petición de los alcaldes, asociaciones vecinales, culturales, etc. 

Como todo fenómeno natural, afortunadamente la sismicidad de una zona determinada de la corteza, y en especial los episodios de enjambres sísmicos, tienen un principio y un fin, sin embargo, como natural que es el fenómeno, es recurrente. Los episodios sísmicos dados en la zona del Perdón vienen ocurriendo desde antes de la existencia del homo sapiens, hoy vuelven, como lo hicieron en 1982 (tabla 3) de la manera más enérgica (Uterga 4,5 Int. V) en 2007 con unos 70 terremotos y en 2013 con cerca de 400. Durante 2014 y 2015 la actividad sísmica ha sido poco relevante (apenas una veintena de sismos) se puede ver en la tabla 1 un resumen de los sucedido alrededor de la capital Pamplona, en los últimos dos años.

TABLA 1: TERREMOTOS ALREDEDOR DE PAMPLONA DURANTE 2014 Y 2015

Durante la noche del 14 de octubre de 2015 y la madrugada del 15, se dan seis eventos, dos de ellos son notados por la población y se reflejan algunos de ellos en las redes sociales, en el hashtag #TerremotoPamplona finalmente se recogen los testimonios de los dos más notados, el de Enériz M 2,1 y el de Biurrun M 3,0 (tabla 2).


TABLA 2 : TERREMOTOS REGISTRADOS ENTRE EL 14 Y EL 15 DE OCTUBRE DE 2015

MAPA DE INTENSIDADES DEL TERREMOTO M 3.2 CON EPICENTRO EN BIURRUN (IGN)
LISTA DE LOCALIDADES AFECTADAS E INTENSIDAD SÍSMICA (IGN)


La información geológica, recopilada a partir de los sucedido durante 2013 puede consultarse aquí. Esa información fue ampliada a lo largo de 2013 con el aumento de la intensidad y frecuencia de los terremotos en toda Navarra, puede consultarse aquí.

TABLA 3: LOS TERREMOTOS DE 1982

QUÉ HACER Y QUÉ NO HACER EN CASO DE TERREMOTO FUERTE

Antonio Aretxabala

Delegado del ICOG en la Comunidad Foral de Navarra

jueves, 8 de octubre de 2015

LA SEMANA DE LA ARQUITECTURA Y LOS RETOS DEL SIGLO XXI


PUBLICADO EN VARIOS MEDIOS
SANTANDER, FEBRERO DE 2014: FUE EL PRIMER TEMPORAL DE AQUEL AÑO, HUBO DOS MÁS.

Es en el cambio de paradigma y el trabajo conjunto e interdisciplinar donde está la clave de ideas para edificar y planificar ciudades seguras, sostenibles, dinámicas, resilientes, que contribuyan construyendo un planeta amable donde la calidad de vida de los ciudadanos y la reducción de la inequidad urbana sea un hecho, no una utopía.


Celebramos la semana de la Arquitectura, una disciplina en crisis (como casi todas) frente a los grandes retos derivados de los acelerados cambios a que sometemos a nuestra "urbanosfera", es decir, la red de unidades estructurales que aglutina desde 2010 a más de la mitad de la población del planeta. Esta nueva experiencia para la vida sobre la Tierra no puede aprovechar experiencias históricas previas por su singularidad espaciotemporal. El ingenio, con el diálogo científico y humanista, comienzan a nutrir a una Arquitectura cuya proyección de futuro no puede ya obviar más el vertiginoso cambio medioambiental y migratorio que transforma nuestro mundo.

Es habitual que en nuestras ciudades la planificación del uso del territorio no incorpore el plan de movilidad urbana, en general éstas se pensaron y diseñaron para una máquina: el automóvil, sin pensar que más temprano que tarde el transporte individual iba a decaer como ya lo está haciendo. Tampoco los mapas de riesgos naturales en un contexto de eventos extremos como los vividos en Cataluña, Galicia, EE.UU. o Francia en los últimos días formaron parte del diseño urbano, ni siquiera el plan maestro de drenaje y saneamiento es generalizado.

Las ciudades, esas grandes entidades devoradoras de recursos, de energía, y productoras de cada vez más desechos, parecen imparablemente abocadas a crecer aún más. El flujo de personas hacia ellas creímos que se detendría en este contexto de crisis sistémica, pero no ha sido así. En las sociedades anteriores a la era industrial más del 90% de la población trabajaba en el sector primario. Hoy tan sólo un 2% se dedica a cultivar los alimentos de los que dependen los urbanitas. Esto fue posible gracias sobre todo a la disponibilidad de un enorme flujo de energía accesible, barata y versátil proporcionada por los combustibles fósiles, en especial por el nunca mejor llamado "oro negro", características éstas que cada vez se cumplen en menor medida, pues desde 2005 que pasamos el pico del crudo, habiendo consumido prácticamente la mitad de nuestras reservas, como nos dice la Agencia Internacional de la Energía (AIE), un órgano de la OCDE, los sustitutos son cada vez menos accesibles, más costosos de extraer, más sucios y mucho menos flexibles para mantener el motor de nuestra economía.

Pero la Arquitectura esculpió el medio de las diferentes épocas de nuestra evolución como "especie elegida" adaptándose a la realidad de cada momento; planificó nuestros núcleos de convivencia acordes con las necesidades, desde las ciudades fortaleza cuando las amenazas eran guerras constantes, hasta las que hoy enfrentan necesariamente la sostenibilidad, el autoconsumo o la gestión de recursos y desechos; introdujo así la eficiencia y el ahorro en nuestras casas, y ahora le toca hacerlo en las ciudades, pues la Arquitectura sabe que en estos momentos la inercia del derroche es nefasta para la salud del medio natural y por lo tanto del medio humano.

ZONAS INUNDABLES DEL ÁREA METROPOLITANA DE PAMPLONA (CERCA DE 350.000 HABITANTES). LAS ÁREAS EN ROJO CORRESPONDEN A SUPERFICIE DECLARADA URBANIZABLE Y YA CONSTRUIDA A FINALES DEL SIGLO XX Y PRINCIPIOS DEL XXI. ENTRE ENERO Y JUNIO DE 2013 SE PRODUJERON TRES EPISODIOS DE INUNDACIÓN, VARIOS ENJAMBRES SÍSMICOS E INFINIDAD DE DESLIZAMIENTOS. LA RECURRENCIA DE DICHOS EPISODIOS VA SIENDO CADA VEZ MÁS FRECUENTE.


Los arquitectos, profesionales conscientes del cambio climático antropogénico derivado de más de 150 años quemando hidrocarburos, como el 98% de la comunidad científica mundial, ensayan las herramientas urbanísticas para enfrentarnos a unos impactos nunca vividos por el homo sapiens. Ellos son nuevamente los garantes de que nuestras ciudades encajen los golpes y amenazas así dimanados, y que lo hagan de la manera menos traumática posible saliendo fortalecidas. La distribución del territorio acorde con la nueva realidad planetaria ambiental y energética ya es un deslumbrante rompecabezas para urbanistas, geólogos, ingenieros, arquitectos, pero no menos para nuestros dirigentes y políticos. Vivimos cada vez más en una sociedad que se ha empeñado en individualizar el espacio-tiempo gracias a las redes sociales, las aplicaciones para celulares, las comunidades virtuales; y precisamente ahora, cuando la disponibilidad de recursos y energía neta menguan, los eventos extremos progresan y el flujo humano hacia las urbes parece imparable.

La Arquitectura del siglo XXI se muestra fascinante, su capacidad de seducción perdura en su sabia y robusta genética, la que se labra en las ciudades estado griegas, en las catedrales góticas, en las passivhaus. Desde la revolución neolítica hasta las megalópolis que engloban en un suspiro geológico los espacios interurbanos y se difuminan con ellos, la Arquitectura nos ha hecho la vida más fácil y llevadera, ha marcado nuestros itinerarios acordes con unos tiempos cambiantes, como nuestros propios intereses. Es en el cambio de paradigma y el trabajo conjunto e interdisciplinar donde está la clave de ideas para edificar y planificar ciudades seguras, sostenibles, dinámicas, resilientes, que contribuyan construyendo un planeta amable donde la calidad de vida de los ciudadanos y la reducción de la inequidad urbana sea un hecho, no una utopía.



TEMA TRATADO EN RADIO EUSKADI: "LA MECÁNICA DEL CARACOL" CON EVA CABALLERO